La ciudad, ante retos urgentes

Reducir la pobreza y la marginación, dos pendientes

3_070114p3meridaphoto01

Reducir el número de familias que viven en condiciones de pobreza y fomentar el uso de la lengua maya en la ciudad son dos de los pendientes que tiene Mérida a 472 años de su fundación, señaló Luis Alfonso Ramírez Carrillo, orador huésped del evento del aniversario de la fundación de la ciudad.

El alcalde Renán Barrera Concha coincidió en su discurso en que es urgente combatir la marginación y la pobreza.

Además dijo que el descuido y la marginación que han imperado han puesto en peligro el uso de la lengua maya en la capital del Estado.

En su discurso titulado “Mérida: Modernidad inacabada”, que ofreció en el auditorio Silvio Zavala Vallado, Ramírez Carrillo dijo que hay dos retos de carácter social por resolver en Mérida. Uno de ellos es que el 30% de la población se encuentra en condición de pobreza, pues el desarrollo de una zona metropolitana en Yucatán no ha implicado la disminución de ese problema en los municipios conurbados.

El doctor en sociología también dijo lo siguiente:

-La pobreza ha aumentado en los cinco municipios que se han integrado por continuidad o contigüidad a la conurbación de Mérida.

-La “metropolización” de Mérida se ha realizado transformando las antiguas comunidades campesinas mayas de los municipios circundantes en suburbios donde se atrae, arrincona y almacena a los pobres de otras partes del Estado.

-Treinta de cada 100 meridanos eran pobres y 3 de ellos estaban en pobreza extrema en el año 2010. Ahora una tercera parte de la población es pobre, pero otra tercera parte, sin serlo, es altamente vulnerable, sin seguridad social y susceptible de caer de nuevo en la pobreza con rapidez al menor sobresalto económico.

-Sólo una tercera parte de los meridanos pueden ubicarse, llamarse o autoadscribirse de alguna forma a la clase media.

-Las profundas transformaciones culturales experimentadas por una metrópoli que se moderniza y cambia a pasos acelerados no han ido acompañadas de un proceso de desarrollo social que esté al mismo ritmo.

-Por supuesto que en el largo plazo, y en especial los últimos 25 años, se pueden notar cambios culturales, una lenta mejoría económica y social para sus pobladores y destaca la ampliación de la infraestructura urbana, mejor que la de otras muchas ciudades del Sureste.

En su turno el alcalde señaló que Mérida es una ciudad próspera, bella, culta, pacífica, pero también desigual, en la que la belleza, la cultura y la paz no se disfrutan del mismo modo por todos sus habitantes. “¿Cómo hablar de progreso en una sociedad en la que unos derrochan en productos suntuarios mientras otros padecen hambre y enfermedad para sostener un modelo económico que privilegia a uno y condena a otros?”, se preguntó.

En el evento protocolario, Víctor Caballero Durán, secretario de Gobierno estatal , asistió en representación del gobernador Rolando Zapata Bello. Alejandro Moreno Peña

De un vistazo

La Población Maya en Mérida

Entre el 2000 y el 2010 los municipios de la zona metropolitana de Mérida mostraron una disminución de hablantes de maya aún más aguda que la experimentada una década antes.

Mérida tenía un 10.0% (9.8%) de hablantes de maya, un 5.0% (4.8%) menos que en el 2000.

En el caso de Mérida, la pérdida del maya se revelaba como grave y no era atribuible sólo a la muerte de los ancianos mayas citadinos, sino también como resultado de un proceso emigratorio de la propia ciudad, en especial de los jóvenes.



Volver arriba