Instalación de primer mundo

Transformación de alta tecnología en el Polifórum

Con ayuda de una grúa, obreros trabajan en la fachada del Polifórum Zamná, cuyas obras de remozamiento ya muestran  buen avance

El ingeniero Francisco Salguero Becerra, coordinador de las obras de remozamiento del Polifórum Zamná, dijo que los paneles acústicos colgantes del recinto extinguirán el eco en tres segundos cuando antes era de poco más de 10 segundos la onda sonora.

Agregó que realizaron un estudio sobre la repetición del sonido y con base en ello colocaron el número y estructura acústica para que el sonido del equipo del domo se oiga con alta fidelidad.

El interior del Polifórum tuvo una transformación total: reconstruyeron la base de la butaquería, colocaron barandales de acero inoxidable, ampliaron el área de caminería del pasillo del primer nivel que ahora cuenta con piso impermeable y antiderrapante y el ruedo es de duela de madera canadiense.

El ingeniero Salguero informó que el rediseño del Polifórum privilegia a las personas con discapacidad porque ahora tendrá dos rampas automatizadas para que suban en una plataforma en sus propias sillas de rueda.

En el primer nivel del interior del domo hay zonas amplias a lo largo del redondel para la colocación de sillas de ruedas. Con esa distribución, los discapacitados tendrán la mejor vista del ruedo porque quedan en el barandal que bordea el centro de la pista.

Salguero Becerra informó que también intervinieron la iluminación interior y exterior. La iluminación interna es a base de lámparas nuevas que cumplen con las normas de las Federaciones Internacionales de Básquetbol y de Vólibol. Es decir, las lámparas, pese a su alta capacidad lumínica no afectan la visión de los jugadores.

La iluminación de la fachada son lámparas multicolores que de acuerdo con el manejo digitalizado pueden cambiar de color y proyectar una luz artística o una especie de juego de luces.

“El Polifórum tiene un área VIP con butacas acojinadas, con brazos para asentar vasos y tienen amplitud uno a otro para mayor comodidad de los ocupantes”, señaló. “Los sanitarios también se reacondicionaron y tienen los mejores muebles y accesorios”.

Cuenta con tablero y marcador digital para básquetbol y vólibol manejado por internet y una iluminación central para un cuadrilátero. Incluso, la pizarra electrónica central para funciones de boxeo es similar a las que se manejan en las sedes de campeonatos mundiales.

“Quedará como una instalación de primer mundo”, reiteró el ingeniero Salguero, quien con amabilidad y cortesía guió un recorrido por las áreas de trabajo.

El Polifórum aumentó su capacidad de electricidad para que soporte cualquier espectáculo artístico que requiera de mucha iluminación.- Joaquín Chan Caamal

Recinto | Mérida

El nuevo Polifórum Zamná ya impresiona por fuera y por dentro por los cambios.

Innovación

El inmueble tiene dos rampas con un sistema electromecánico para que personas con discapacidad lleguen al primer nivel. Junto a la escalera pronunciada de dos puertas de acceso hay una rampa plegada que se llama “salva escaleras”. Se activa a control remoto y protege con un barandal la silla de ruedas.




Volver arriba