Huellas del esplendor maya

En la ciudad hay 41 reservas y 13 parques con ruinas

Una vista de los vestigios que hay en el parque del fraccionamiento Las Américas, que perteneció al asentamiento  San Antonio Hool

  Mérida tiene patrimonio arqueológico a la “vuelta de la esquina”

Para pasar un rato agradable en familia y conocer un poco de historia no es necesario alejarse mucho ni gastar tanto; la ciudad ofrece muchos atractivos que, sin estar ocultos a la vista, muchas veces se pasa a su lado sin verlos o sin imaginar todo el interés que en ellos se encierra: un interesante viaje al pasado.

Dentro de la ciudad de Mérida o en sus alrededores se han descubierto, a lo largo del tiempo, diversos vestigios de la cultura maya que datan de los períodos Clásico y Postclásico, antes rodeados por la vegetación. Muchos de ellos han sido ya absorbidos por la mancha urbana y, donde antes había plantas, raíces y árboles, hoy hay residencias, avenidas y parques.

Datos del Programa de Desarrollo Urbano del Municipio (PDU) 2012 señalan que Mérida cuenta con 220 sitios arqueológicos, cuyas dimensiones varían de acuerdo con su desarrollo histórico prehispánico y el establecimiento de asentamientos coloniales y modernos en ellos.

Para su protección, conservación e integración en cuanto a la administración municipal se refiere, las áreas que estos sitios ocupan se denominan Zonas de Protección Arqueológica y se han registrado en Mérida 41 reservas arqueológicas y 13 parques con vestigios mayas.

Uno de estos sitios corresponde al ubicado en la calle 59 entre 90 y 92 del fraccionamiento Las Américas, en el norte de la ciudad, el cual, según investigación del arqueólogo José Guadalupe Huchim Herrera, perteneció al asentamiento de San Antonio Hool, el cual floreció como una gran urbe en el año 500 d.C. y fue tan importante como los asentamientos de Dzibilchaltún y Komchén.- Luis Iván Alpuche Escalante




Volver arriba