El cedular frena la venta de inmuebles

El cedular frena la venta de inmuebles

Se caen contratos por el impuesto nuevo, advierten

Viviendas coloniales que se encuentran actualmente a la venta en la Calzada de los Frailes, en Valladolid

El nuevo impuesto cedular que el gobierno del Estado estableció desde enero pasado para la venta de inmuebles afectó al mercado de ese ramo, pues frenó parte de las operaciones de compraventa, manifestó Jorge Correa Mena, presidente del Colegio de Notarios de Yucatán.

Dijo que a los agentes inmobiliarios se les están cayendo contratos debido a que propietarios de predios elevaron el precio de sus bienes para compensar el nuevo impuesto que deben pagar.

Esto, a su vez, hizo que los compradores cancelaran sus intenciones de adquirirlos.

Sin embargo, aclaró que el problema no es pronunciado, pero está ocurriendo, y considero que este fenómeno es pasajero y desaparecerá cuando la población se acostumbre a este nuevo tributo.

Correa Mena indicó que en Yucatán ese gravamen es de 5%, una tasa elevada. Se aplica a personas físicas, las empresas también lo pagan pero bajo otras condiciones y reglas para ellas.

En Quintana Roo el monto es menor, de 2%, pero en esa vecina entidad esa carga fiscal se aplica en todos los casos. En Yucatán están exentas las casas-habitación.

El impuesto cedular se paga sobre la utilidad que se obtiene al vender el predio, es decir, la diferencia entre lo que el propietario pagó por él y lo que recibirá al venderlo.

Con la creación de ese nuevo tributo ahora la población paga dos impuestos al vender sus inmuebles, los cuales son cobrados por los gobiernos federal y estatal. En unos casos el monto de este último es mayor al que se aporta a la Federación.

-Eso ocurre en predios con precio menor a $500,000 -apuntó el entrevistado.

Luego explicó que la legislación del ramo permite esa doble tributación; sin embargo, hay quienes consideran que no es así y tienen en marcha procesos para que la Suprema Corte de Justicia declaren inconstitucional esa contribución fiscal.

-En Quintana Roo ese impuesto se creó con más anticipación que en Yucatán y hubo muchos que recurrieron a los tribunales para inconformarse y revertirlo. Hasta ahora nadie ha ganado la lucha, pero ésta continúa.

Jorge Correa consideró que la nueva carga hacendaria para la población representará un buen ingreso para las arcas estatales. Tan sólo en su notaría ha visto ventas de inmuebles en los que el vendedor pagó $200,000 o más de impuesto cedular.

Respecto al Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles (ISAI), el dirigente manifestó que hay seis municipios donde ese tributo tiene un monto mayor al que se cobra en Mérida, que es de 2%.

En Progreso, Chiquindzonot, Hunucmá, Kopomá, Ticul y Timucuy subió a 3%, y en Telchac Puerto se disparó al 4%. En este último lugar quienes compren inmuebles desembolsarán una buena suma en ese impuesto.

En Mérida el Ayuntamiento redujo el pago a quienes compren propiedades con precio de $250,000 para abajo. En este caso sólo se paga la cuarta parte del total del gravamen.- Hansel Vargas Aguilar.




Volver arriba