Desarrollo sustentable

La primera fase de San Marcos será de 800 casas

3_070614p5fraccsanmarcosphoto01
1 / 5


A la izquierda, el interior de la casa muestra. Debajo, la entrada a desarrollo habitacional en San Marcos Nocó
El arquitecto Ricardo Combaluzier Medina explica las características de las viviendas de San Marcos al gobernador Rolando Zapata Bello y Jorge Carlos Ramírez Marín, titular de la Sedatu (2o. de la derecha)
Arriba, una de las casas muestra del nuevo desarrollo habitacional. Debajo, Fernando Vega Espinosa, promotor del proyecto


San Marcos, el primer desarrollo integral sustentable certificado de Yucatán, y primero del país en una zona urbana, generará una derrama económica de 3,500 millones de pesos, al construirse ahí miles de viviendas en el sur de la ciudad de Mérida.

Fernando Vega Espinosa, promotor de ese proyecto, expresó ayer en la inauguración de las obras, que es el renacimiento de la frontera sur de Mérida, una zona de la ciudad que durante muchos años se mantuvo al margen del desarrollo, y hoy los gobiernos federal, estatal y municipal están revitalizando.

Jorge Carlos Ramírez Marín, secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu); Rolando Zapata Bello, gobernador del Estado; Renán Barrera Concha, alcalde de Mérida, así como empresarios de la construcción y otros funcionarios federales y estatales encabezaron ayer la inauguración de ese desarrollo de vivienda.

El proyecto contará con paneles solares, captación de agua pluvial, sistemas de ahorro de energía, áreas verdes y se encuentra cercano a fuentes de empleo, enclavado en la comisaría de San Marcos Nocó, junto al Periférico.

Etapas

En su primera etapa incluye la construcción de 800 viviendas, y al concluir las ocho etapas serían entre 11,000 y 15,000 casas, dependiendo de la demanda y verticalidad.

Vega Espinosa expresó que en ese proyecto invierten toda su experiencia y capacidad para ofrecer a la comunidad innovadoras opciones de vivienda sustentable con una mayor calidad de vida.

“Es momento de seguir sumando esfuerzos para que este renacimiento de la frontera sur de Mérida sea también el punto de origen de una nueva manera de hacer comunidad y de poner en marcha proyectos y actividades económicas”, expresó.

En su intervención, Ramírez Marín dijo que este desarrollo es un ejemplo de cómo se puede aplicar la Política Nacional de Vivienda y cumple con la premisa más importante, que es dar vivienda de la más alta calidad y que puede ser adquirida por cualquier persona, sea madre soltera, trabajadores del gobierno o cualquier otro.

El secretario indicó que la política de vivienda del gobierno federal busca aliados como la industria organizada, y en la medida en que los empresarios que hablen y actúen con pasión de nuevos métodos, “como lo hacen Pedro Espadas y Ricardo Combaluzier”, irán adelante.

El funcionario dijo que en cinco meses regresará a entregar las viviendas de este desarrollo, que es uno de los 12 certificados aprobados, pero es el primero en zona urbana del país, y eso es clave para que Mérida siga siendo “el lugar magnífico que la naturaleza y la providencia dan”.

El gobernador manifestó, que en este desarrollo actúan la inversión empresarial y la pública en todos los niveles para cumplir con la provisión de servicios.

“Por ello, ratifico el compromiso de mi gobierno para llevar al cabo y a buen término este proyecto y el desarrollo integral del sur de Mérida. Hoy se marca un parteaguas en el desarrollo urbano de Mérida y de Yucatán, sin duda se da un paso en la dirección correcta”, enfatizó.

Zapata Bello indicó que se encuentra en San Marcos el esfuerzo de empresarios y constructores de vivienda con visión y responsabilidad social, aliado fundamental para mejorar la calidad de vida de los yucatecos.

El alcalde mencionó que este desarrollo habitacional detona el sector de la construcción, ofrece opciones de vivienda y, además, lo hace con la certificación de sustentabilidad que lo convierte en un proyecto de vanguardia.

Barrera Concha señaló que como autoridades reiteran su compromiso de velar por un progreso ordenado de la ciudad y recibir con agrado inversiones que, además de ofrecer mejores condiciones de vida, contribuyan a preservar la calidad de vida de los meridanos.

Este desarrollo lo realizan las empresas constructoras, Vivo y Construcasa, en una superficie de 149.78 hectáreas.- DAVID DOMÍNGUEZ M.




Volver arriba