Antiguos asentamientos

Varios parques de Mérida resguardan vestigios mayas

3_030214p5vestigiosphoto01

El crecimiento del antiguo asentamiento San Antonio Hool se extendió hasta el área que hoy ocupa el fraccionamiento Las Américas.

El arqueólogo José Guadalupe Huchim Herrera recuerda que esta región estaba densamente poblada en la época prehispánica, por lo que es probable que las estructuras registradas en el lugar correspondan al área habitacional de las ciudades que hoy se conocen como Mirador I y Mirador II.

Este jardín arqueoecológico es un remanso de tranquilidad para quienes viven a su alrededor, pues parte de la superficie es arbolada y cuenta con andadores ya sea para caminar, trotar o sólo dar la vuelta, así como bancas para el descanso.

El arqueólogo encargado del salvamento arqueológico del sitio señala que en esta zona se localizaron 60 estructuras con dimensiones y formas variadas: de planta circular, absidal, nivelaciones construidas artificialmente en el terreno, plataformas rectangulares simples, compuestas con construcción en la superficie, montículos, formas de aprovisionamiento de agua como sartenejas y pozos.

La mayor de las estructuras registradas, corresponden a desplantes de construcciones menores que fueron intervenidas, y entre los materiales culturales recuperados destacan los fragmentos cerámicos que datan 500 d.C.

Pequeño palacio

Según el arqueólogo yucateco las estructuras prehispánicas integradas al área verde del fraccionamiento Las Américas poseen rasgos arquitectónicos que la constituyen como un monumento excepcional de la cultura maya.

“Por sus características, permite inferir a los especialistas que funcionó como un pequeño palacio, o el lugar en donde se realizaron ceremonias”, asienta.

A diario numerosas personas pasan a un costado de las estructuras, sea a pie o en automóvil, otros las atraviesan para llegar al otro extremo del parque, algunos esperan ahí su transporte urbano, unos más se sientan a admirarlas, a descansar o a “noviar” y los menos a leer los carteles con la explicación del sitio.

Quienes sin duda más las disfrutan son las iguanas, tolocs que entre las piedras habitan y toman fugaces baños de sol antes que el ruido de un automotor o de unos pasos, los obligue a guardarse de nueva cuenta, lo mismo que los pájaros que buscan entre los árboles un poco de sombra y de agua para refrescarse y mitigar la sed.

Legado majestuoso

Pero ahí permanecen, si bien ya no con la conformación estructural del pasado, sí con la majestuosidad de su presente que destaca y contrasta en la vida diaria de este también importante fraccionamiento, como lo fuera antaño, según los arqueólogos, San Antonio Hool, al cual pertenecía.

Censo municipal

Datos del Programa de Desarrollo Urbano del Municipio (PDU) 2012 señalan que Mérida cuenta con 220 sitios arqueológicos, cuyas dimensiones varían de acuerdo a su desarrollo histórico prehispánico y al establecimiento de asentamientos coloniales y modernos en ellos.-

Ruinas | Colonias y fraccionamientos

En Mérida 13 sitios arqueológicos se han convertido en parques arqueobotánicos.

Sitios

Los vecinos los han adoptado como suyos, aunque muchos de ellos son víctimas de actos vandálicos. Éstos sitios se encuentran en Xoclán, Salvador Alvarado Oriente, Granjas, Vergel II, Fraccionamiento del Parque, Juan Pablo II, Villa Magna Poniente (cuenta con tres parques) y La Joya-Opichén, además de Anikabil y Xanilá, en Ciudad Caucel.




Volver arriba