Pionero centro arqueológico

Uxmal ya cuenta con accesos para gente discapacitada

Uxmal es una ciudad de leyendas, de aluxes y brujos y de una belleza impactante que obliga a observarla con detenimiento y a recrear en la mente cómo fue en sus mejores épocas. El enano de Uxmal es una de las leyendas prehispánicas más famosas y de la que hay varias versiones

La milenaria ciudad de Uxmal, patrimonio cultural de Yucatán, de la Nación y de la Humanidad es ya el primer centro arqueológico del Sureste y el segundo en el país en contar con accesos especiales para personas con alguna discapacidad y adultos mayores.

Invitado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, Diario de Yucatán realizó un recorrido por la zona arqueológica para observar la labor realizada como parte del Programa de Empleo Temporal (PET) que en durante el fin de año dio trabajo en la zona a 150 trabajadores con un sueldo de $610 a la semana.

El arqueólogo José Guadalupe Huchim Herrera, director de la Zona Arqueológica de Uxmal y la Ruta Puc, explicó que los trabajos consistieron básicamente en la adecuación de antiguo camino a San Simón, población cercana al centro arqueológico, la cual quedó aislada a fines de los años 70 al desviarse las carreteras.

Este antiguo caminó, detalló el arqueólogo, fue convertido en un andador de unos 300 metros de longitud, el cual parte de La Casa del Adivino, primer edificio con que el visitante se topa al acceder a la zona y serpentea entre la flora y fauna de la región, hasta llegar al Palacio del Gobernador.

Desde este último edificio se observa en su magnitud la zona arqueológica y sus principales monumentos.

“Antes, el visitante con algún problema motriz o el adulto mayor sólo podía acceder hasta la explanada de La Casa del Adivino, pues el terreno hacia los demás edificios era muy irregular por unas partes y lodoso por otras, así que se perdía la mayor parte de esta importante ciudad maya”, explicó Huchim Herrera.

El arqueólogo detalló que con estos trabajos los visitantes pueden ya acceder al Palacio del Gobernador, desde donde se observa la mayor parte de los edificios como el Templo de las Columnas, el Juego de Pelota, La Casa del Adivino, La Casa de las Tortugas y el Cuadrángulo de las Monjas, entre otros monumentos.

“De aquí se continúa el recorrido hasta el Cuadrángulo de las Monjas, continuó el arqueólogo, para cuyo acceso se construyó una rampa de unos 30 metros que facilita en gran medida su visita”.

El director de la Zona Arqueológica de Uxmal explicó que para la realización de estos trabajos se integró un grupo conformado por arqueólogos, antropólogos, arquitectos, biólogos y lingüistas, quienes primero realizaron un estudio para determinar qué se haría, con qué materiales y de qué forma se reduciría el impacto que estos trabajos tuvieran en el entorno del lugar.

“Se buscó que los trabajos estuvieran acordes al lugar, que no destacaran por sobre las estructuras de los edificios, sino escondidos de ellas o como parte integral de las mismas; se usó madera, gravilla y metales para las estructuras”, comentó el arqueólogo.

En términos generales señaló que se buscó contribuir directamente a la conservación de la naturaleza y la preservación histórica para hacerla visible a todos los visitantes.

Actualmente labora en la zona arqueológica un biólogo que se encarga de identificar la flora y fauna del lugar para la elaboración de un catálogo.

A lo largo del andador de 300 metros ya se observa la identificación de las diversas plantas y árboles que convierten a Uxmal en un entorno rodeado por la naturaleza, lo que da al lugar un valor de interés botánico.

“Uno puede venir por las mañana y tardes, caminar y disfrutar de la naturaleza al ver las plantas, descansar bajo los árboles y escuchar el canto de los pájaros”, dijo.

A esto se suman los iguanos o “tolocs”, que entre las piedras se mueven expectantes cuando un turista se acerca a fotografiarlo, aunque otros se quedan quietos como si posaran.- Luis Iván Alpuche Escalante

En síntesis | Obras

Los trabajos. Los trabajos consistieron básicamente en la adecuación de antiguo camino a San Simón, población cercana al centro arqueológico.

Andador. Este antiguo caminó fue convertido en un andador de unos 300 metros desde La Casa del Adivino hasta llegar al Palacio del Gobernador.

Vista. Los visitantes ya pueden acceder al Palacio del Gobernador, desde donde se observa la mayor parte de los edificios como el Templo de las Columnas.




Volver arriba