Paseo por dominios de Xibalbá

Loltún guarda en su interior huellas del pueblo maya

Saúl Ancona Salazar, titular de la Sefotur, en el acceso principal a las grutas de Loltún, en el sur yucateco

Yucatán tiene muchas cavernas pero sólo cuatro de ellas están abiertas al público con fines turísticos y tienen infraestructura para atender a los visitantes, se informó durante la presentación del nuevo sistema de iluminación y sonido de Loltún.

Las otras grutas que pueden ser recorridas son Balancanché (cerca de Chichén Itzá), Calcehtok (cerca de la zona arqueológica de Oxkintok) y Sabacché (en Tecoh).

Del resto de las cavernas conocidas la mayoría sólo son accesibles para espeleólogos y otras persona con entrenamiento para esos desafíos.

Durante la visita a Loltún, el titular de la Sefotur, Saúl Ancona Salazar, dijo que durante la actual administración estatal continuarán las mejoras en esas grutas.

Hizo notar que durante los trabajos de renovación de los equipos no se interrumpieron las visitas a ese sitio.

Loltún (Flor de Piedra, en maya), está en Oxkutzcab, a unos 7 kilómetros de la cabecera de ese municipio. Puede ser visitado como inicio o final del recorrido por la Ruta Puuc, lo cual aumenta su atractivo.

En esa zona están los sitios prehispánicos de Uxmal, Kabah, Sayil, Xlapak y Labná.

En el interior de Loltún sorprenden las formaciones monolíticas, esculpidas durante millones de años por la acción del agua sobre varios minerales rocosos, los cuales le dan varias tonalidades a las paredes y techo así como a las estalactitas y estalagmitas, lo cual aumenta la solemne belleza del interior.

En la zona del recorrido hay pinturas rupestres y testimonios de la presencia del pueblo maya en esas extensas cavernas, de las cuales una parte permanece sin explorar. Asombran los grandes espacios interiores, uno de los cuales es conocido como la Catedral, y otros estrechos donde el público se mueve entre columnas pétreas.

Uno de los cinco guías turísticos del lugar que acompañó al grupo de reporteros indicó que en la población prehispánica consideraba a ese lugar como punto de conexión con Xibalbá, reino del dios de la muerte entre los mayas.

Debido a esto Loltún fue utilizado para ceremonias pero también sirvió de refugio durante guerras, epidemias y otros desastres.

Uno de los atractivos de ese paseo subterráneo son las pinturas rupestres a las que tiene acceso el visitante. Otro más son dos gruesas columnas formadas por la unión de estalactitas y estalagmitas, las cuales, al ser golpeadas con la mano, dejan escuchar un sonido grave que, según el guía, forman los sonidos del nombre Loltún.

Otra sección que genera admiración por su imponente tamaño y colores de la roca es el Gran Cañón.

Se informó que el boleto de entrada a Loltún es de $80, de los cuales $37 son para el gobierno estatal (los cobra el Patronato Cultur) y $43 el gobierno federal (por medio del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Los domingos el INAH no cobra el acceso.- H. V. A.

Más atractivo.

Loltún estrena maquillaje

El sistema de iluminación de esas grutas se mejoró al instalarle luces de tecnología Led que ofrecen cientos de tonalidades, consumen menos electricidad, generan menos calor, requieren menos mantenimiento y cambios y tienen mayor tiempo de vida.

iPhone

Esas luces son encendidas y apagadas mediante teléfonos iPhone proporcionados a los guías a cargo de los recorridos.

Diez bocinas

En la mitad del trayecto se colocaron 10 bocinas que emiten un sonido ambiental. El resto del camino no las tiene, para que el visitante tenga otra sensación.

Proyector

Se instaló un proyector con mensajes basados en el Popol Vuh y con recomendaciones para los visitantes.




Volver arriba