Triste final de una fiesta

Muere al chocar con un poste y no tener el cinturón

Así terminó el Nissan Sentra, placas ZAC-34-88 que conducía Gregorio Adalberto Xool Hinojosa sobre la calle 26 de la colonia San Lázaro

UMÁN.- Una noche de fiesta combinada con alcohol dejó luto en una familia de Umán ayer en la mañana, cuando Gregorio Adalberto Xool Hinojosa, conducía su Nissan Sentra, placas ZAC-34-88, sobre la calle 26 de la colonia San Lázaro, y se estrelló de frente con un poste.

Según testigos, vieron pasar el vehículo conducido por Xool Hinojosa, quien “cabeceabá”; cuando reaccionó, dijeron, al llegar al cruce de la calle 17 intentó doblar, acelerando el vehículo; pero por la velocidad y el piso mojado por la lluvia, patinó y se estrelló de frente con un poste de concreto de la CFE.

Xool Hinojosa no llevaba puesto el cinturón de seguridad, por lo que golpeó la cabeza contra el panorámico, rebotando con fuerza al activarse las bolsas de aire del vehículo; luego cayó sentado de nuevo, pero ya sin vida.

“Estábamos sentados conversando un rato, de momento escuchamos el coche que venía y nos dimos cuenta cómo éste se estaba yendo para la banqueta, de frente. Fue cuando de momento el chavo reaccionó y aceleró más el coche. Pensamos que se iba a seguir de frente sobre la 26 pero dobló tan rápido, que acabó aporreándose en el poste”, comentó un vecino.

“Cuando corrimos a ayudarle, ya estaba muerto, fue rápido, no pensamos que se fuera a matar. Estaba yendo bien, no iba rápido, sólo cuando creo que se asustó y reaccionó de momento aceleró”.

Al lugar llegó la unidad U-1 con el paramédico José Burgos, quien certificó la muerte de Gregorio Xool; según comentarios, la muerte fue por el efecto “chicotazo” que le fracturó la base del cráneo.

La unidad 1260 a cargo del oficial Eliot Uitz se encargó de delimitar el área y reportar el hecho a la Fiscalía que, junto con el Servicio Médico Forense se dieron cita para el levantamiento del cuerpo.

El lugar se llenó de curiosos que a esa hora se estaban despertando; muchos lamentaron la muerte de Xool Hinojosa, pues era conocido por el rumbo ya que, según comentaron, sus padres viven a dos cuadras del lugar.

También acudieron al lugar familiares del occiso, entre ellos la esposa que por momentos lloraba y era consolada por familiares suyos

Una grúa se encargó de remolcar el vehículo hasta la Comandancia Municipal, donde quedará en depósito hasta que sea reclamado.- Aurelio José Moreno Brito




Volver arriba