Tranquilo día de asueto

1 / 3


La calle 63 entre 60 y 62 del Centro se observó semivacía por la mañana; pocas personas y vehículos transitaron temprano por el asueto
Aspecto de la afluencia de peatones en calles del Centro de la ciudad, ayer, día de asueto; por la mañana hubo calor, pero ya en la tarde un aguacero hizo correr a los paseantes para refugiarse en los comercios que sí abrieron
Aspecto de la afluencia de peatones en calles del Centro de la ciudad, ayer, día de asueto; por la mañana hubo calor, pero ya en la tarde un aguacero hizo correr a los paseantes para refugiarse en los comercios que sí abrieron


Día soleado y muy tranquilo, pero lluvioso en la tarde

Mérida despertó ayer tarde pero alegre, con una mañana soleada y tranquila, sin el tráfico de un día hábil.
Las principales avenidas y calles de la ciudad se mostraron gran parte de la mañana en calma, aunque conforme avanzó el día volvió su circulación habitual.

Ayer se conmemoró el 97 aniversario de la promulgación de la Constitución Mexicana pues, aunque la efeméride corresponde al día 5, el asueto se adelanta por disposiciones de ley.

Muchos comercios del Centro de la ciudad permanecieron cerrados por la mañana, pero subieron sus cortinas poco antes del mediodía; otros de plano se tomaron el día libre, al igual que dependencias de gobierno.

En el Palacio Municipal circulares pegadas en las puertas de las oficinas administrativas indicaban que no se laboraba, lo mismo que en las oficinas de la Japay.

Los que sí tuvieron buena clientela fueron los cajeros automáticos, pues desde temprano la gente hacía fila para retirar su dinero.

Los turistas disfrutaron de una mañana soleada, lo que aprovecharon algunos para quitarse las playeras y broncearse en las bancas de la Plaza Grande.

El turibús fue otro de los atractivos en este lunes de puente, pues sus corridas se vieron concurridas.

En las plazas comerciales la situación fue similar a la del Centro de la ciudad, con poca gente durante la mañana y numerosa clientela al inicio de la tarde.

Las áreas de comida rápida de las plazas Dorada y Las Américas tuvieron buena afluencia durante la hora del almuerzo y se complicaba encontrar un sitio vacío.

Lo mismo sucedió con la comida para llevar en supermercados, como Chedraui, Comercial Mexicana, Soriana y Walmart, que tuvieron buena demanda.

Otro de los puntos con mayor afluencia de visitantes y que abrieron como un servicio plus del Ayuntamiento y para que los meridanos puedan contar con dos de sus espacios favoritos para disfrutar en familia fueron los zoológicos Centenario y del Bicentenario Animaya, a pesar de que normalmente en ese día de la semana permanecen cerrados.

Por la tarde, de manera repentina el cielo cambió sus nubes blancas por grises y un aguacero sorprendió a los meridanos, la mayoría sin nada para guarecerse tuvo que correr a refugiarse bajo algún pórtico, árbol o entrar a alguna tienda.— Luis Iván Alpuche Escalante

 



Volver arriba