Siempre junto a las estrellas

A los 10 años lo impactó una lluvia de meteoritos

1 / 2


El maestro Eddie Salazar Gamboa escribió dos libros de astronomía y otro sobre métodos numéricos
Eddie Salazar Gamboa, líder del Club de Astronomía del ITM


¿Qué fue lo que le atrajo por primera vez del cielo para dedicarle gran parte de su vida a su estudio?

“Una lluvia de estrellas”, contestó el maestro Eddie Salazar Gamboa, coordinador del Club de Astronomía del Instituto Tecnológico de Mérida (ITM), entre muchos otros cargos y estudios logrados con su dedicación.

¿Dónde ocurrió esto?

“Asistí con mi padre a Tahmek, un pueblo ubicado a 40 kilómetros al oriente de Mérida por la carretera a Cancún. Íbamos a las fiestas de San Lorenzo, creo se festeja el 13 ó 12 de agosto, y me sentaba en una escarpa alta como pretil. Como todavía no había electrificación en el pueblo veía en el cielo la lluvia de estrellas; tenía yo como 10 años y el impacto que esto causó en mí fue muy grande, muy fuerte”.

Gamboa Salazar recuerda que su padres le decían que eran exhalaciones, estrellas que caían del cielo, pero con el tiempo pudo saber que en realidad son restos de cometas, de asteroides, y no son lluvia de estrellas, sino de meteoritos.

“Entre ellos pueden haber rocas más grandes llamadas bólidos porque es una bola de candela, de fuego, y eso puede ser lo que ha pasado aquí en Yucatán en los últimos días”, señaló el científico yucateco.

Recuerda que en 1968 comenzó a dar clases de cosmogonía en el Colegio Americano, a los alumnos del tercero de preparatoria, y el director consiguió un telescopio para hacer observaciones en el techo de la escuela.

“La ciudad no había crecido mucho, no se había electrificado tanto y se podía ver claro el cielo”, señaló. las incursiones celestiales salieron de Mérida y los alumnos junto con su maestro salían a los pueblos.

“Así fui especializando a mis alumnos en diversas áreas; si veíamos el planeta Júpiter, la persona que sabía de Júpiter daba la explicación en el poblado”, recuerda.

Su gusto por la cosmografía lo llevó a estudiar Ingeniería Química y Matemáticas, y a partir de ahí dice haberse convertido en autodidacta, pues empezó a comprar libros de todo tipo relacionado con la astronomía.

“Me fascinan dos áreas de ella: la Mecánica Celeste (cómo se calcula un eclipse, cuántos tipos de movimientos tienen la Luna, la Tierra, etcétera) y la Cosmología (parte de la astronomía que estudia el principio del universo, su estructura)”.

En los últimos años me he dedicado a la Arqueoastronomía y esto vino por don Víctor Segovia, quien me fue a ver a la Facultad de Contaduría en 1986 cuando llegó el cometa Halley, para que calculáramos el paso del Sol sobre Dzibilchaltún, sobre el templo de las 7 muñecas”.

“Le ayudé a que le quedara bien el fenómeno y luego me pidió que calculáramos lo de la Luna, y también fue un éxito su paso por la puerta principal; hoy ni facilidades me dan para que yo entre allá”, señaló.

¿Para usted qué es la vida?, le preguntamos al astrónomo yucateco.

“La construcción física de nosotros y la de una estrella en un universo es igual, yo pienso que si nacemos, tenemos que morir. Mientras hay vida, hay tiempo; el tiempo está unido a la vida y cuando cesa la vida, cesa el tiempo.

“Por eso dicen que caemos en la eternidad, porque ya no hay tiempo; entonces, ¿qué fuimos antes de nacer? No lo sé, pero posiblemente fuimos combustible o parte de una supernova que explotó y dio lugar al sistema solar, y en el sistema solar nació la Tierra, y de la Tierra yo vengo”.- Luis Iván Alpuche Escalante

En sus palabras EDDIE SALAZAR GAMBOA

La familia

“Soy casado con tres hijos ninguno se dedica a esto… tal vez mi nieto. Mi gran problema es que por mi edad (67 años), ya no puedo cargar telescopios grandes”.

“Sí hay vida”

“Definitivamente tiene que haber vida en algún lugar del universo, tal vez de otro tipo, no exactamente hablando el mismo idioma ni iguales a nosotros, puede ser de tipo planta de tipo animal, puede ser que la vida este nada mas en el agua”.

Planeta viviente

“Lo que determina la forma de nuestro cuerpo es la constitución física del planeta, la gravedad, si la gravedad fuera más grande no creceríamos tanto, estaríamos más chaparros.

Sueño

Me encantaría ver la Tierra desde el espacio, desde afuera se ve con vida, se ve el azul de los mares, pero esta Tierra la estamos acabando”.




Volver arriba