Vista cansada debe ser atendida por el oftalmólogo

Conocida comúnmente como “vista cansada”, produce una visión borrosa al intentar leer, escribir, bordar o realizar cualquier actividad a una distancia corta.
Comunicado de prensa

Carlos González Cervantes, jefe de la División de Oftalmología del Hospital General Regional (HGR) número 12 “Lic. Benito Juárez” del Seguro Social en Yucatán dio información acerca de una afección muy común en la población, la presbicia, que literalmente significa “ojo envejecido” o “vista cansada”, como es conocido comúnmente.

Es una afección en la cual el cristalino del ojo pierde su capacidad para enfocar, lo que dificulta ver objetos cercanos. El doctor del IMSS señaló que el ojo normal, cuando se encuentra en reposo, está enfocado para la visión lejana; en cambio, al requerir la visión de objetos próximos, debe cambiar de foco realizando un esfuerzo al que se le llama “acomodación”; sin embargo, cuando se padece de presbicia se pierde la capacidad para realizar este esfuerzo.

Indicó que la presbicia o “vista cansada” comienza en promedio a los 40 años de edad, aumentando de manera progresiva, de no tratarse adecuadamente, hasta que el paciente llega a los 60 años de edad, momento en el que alcanza un punto máximo a partir del cual ya no progresa más.

La presbicia es parte del proceso natural de envejecimiento y afecta a un gran número de personas a nivel mundial.

Hasta el momento, no existe una forma de prevención o cura comprobada; la forma de tratarla consiste en corregir el déficit de acomodación del ojo mediante anteojos correctores con la graduación adecuada, por lo que se prescriben lentes bifocales de los cuales hay varias modalidades o, en su caso, lentes de contacto.

Las personas que la padecen, llegan a consulta señalando la dificultad cada vez mayor que tienen al internar enfocar objetos cercanos, lo que produce una visión borrosa al intentar leer, escribir, bordar o realizar cualquier actividad a una distancia corta.

La presbicia produce dolor de cabeza y sensación de “cansancio visual”, la visión mejora estirando el brazo para sostener el libro o periódico. Se puede detectar mediante un sencillo examen de lectura en condiciones de iluminación estándar.

El especialista del Seguro Social señaló que no es considerada como una enfermedad, ya que es un proceso normal de envejecimiento de los ojos; sin embargo, si no se corrige, la dificultad visual llega a empeorar con el tiempo causando problemas en el estilo de vida y trabajo en la persona que la padece.

Por otro lado, las personas que no necesitan gafas para ver a distancia posiblemente sólo requieran gafas para leer, esto lo determinará el especialista en oftalmología.

El IMSS Yucatán cuenta con doctores capacitados para otorgar atención a quienes la padecen y diagnosticar el tratamiento más adecuado a las características del paciente.

Para mayor información y orientación sobre este u otros padecimientos los derechohabientes pueden acudir con su médico y evitar complicaciones que pongan en riesgo sus ojos y visión.




Volver arriba