Recibe aparato auditivo del DIF Mérida

Comunicado de prensa

1 / 4


Esta mañana, Leonel Mendoza y su madre Carmen Cutz, recibieron con gran emoción el auxiliar auditivo tipo curveta de 20 canales, que completará el proceso y devolver la audición al menor
Esta mañana, Leonel Mendoza y su madre Carmen Cutz, recibieron con gran emoción el auxiliar auditivo tipo curveta de 20 canales, que completará el proceso y devolver la audición al menor
Esta mañana, Leonel Mendoza y su madre Carmen Cutz, recibieron con gran emoción el auxiliar auditivo tipo curveta de 20 canales, que completará el proceso y devolver la audición al menor
Esta mañana, Leonel Mendoza y su madre Carmen Cutz, recibieron con gran emoción el auxiliar auditivo tipo curveta de 20 canales, que completará el proceso y devolver la audición al menor


La navidad será diferente para Leonel Arturo Mendoza Cutz, quien esta mañana recibió del DIF Mérida un auxiliar auditivo que le permitirá escuchar con mayor claridad e identificar mejor los sonidos y las voces que le rodean.

A pesar de que nació con pérdida total auditiva, gracias al apoyo que recibe de su familia, maestros y amigos, hoy a sus doce años, Leonel está por concluir los estudios de primaria.

La madre del niño, Carmen Cutz Kú, recuerda que el nacimiento de su segundo hijo fue motivo de gran alegría para la familia, alegría que se convirtió en preocupación al detectar que algo no estaba bien en el bebé de apenas año y medio.

“Notamos que hablábamos y Leonel parecía ignorarnos y no ponía atención, eso nos alertó para buscar ayuda médica. Tras muchos estudios nos dijeron que tenía pérdida total auditiva, fue un duro golpe”, recuerda.

Fue el inicio de la lucha incansable por lograr que un día el pequeño Leonel pudiera disfrutar de los sonidos de la vida. La tarea no fue fácil, principalmente por las casi nulas esperanzas de los médicos, pero aún más por el costo que representaba poder conseguir un implante coclear.

“Apenas teníamos para vivir, pero sabíamos que algo podríamos hacer para ayudar a nuestro hijo y empecé a recurrir a todos los lugares que me sugirieron”, comenta doña Carmen.

Un mejor futuro para Leonel era la meta de la lucha que incluyó el trabajo de terapeutas, maestros, amigos y de sus propios padres, quienes lograron con ayuda de los medios de comunicación, boteos y varias asociaciones altruistas, que el pequeño fuera sometido a una cirugía cuyo costo superaba los 800 mil pesos.

La cirugía fue un éxito en el aspecto auditivo, pero Leonel tuvo que enfrentar una doble recuperación: comenzar a dejar el mundo silencioso en el que había vivido y la parálisis facial que dejó como secuela la operación.

“Él estaba acostumbrado a comunicarse por medio de señas y con la parálisis ya no tenía expresión facial, sin embargo logró salir adelante”, expresa la orgullosa madre.

En noviembre, la señora acudió de nuevo al DIF Mérida para exponer el avance de Leonel y la necesidad de un equipo auditivo especial. Fue recibida por la Presidenta, Diana Castillo Laviada de Barrera; la Directora, Gabriela González Prieto; y el Subdirector, Rubén Arjona Ortíz, quienes canalizaron el caso al departamento de rehabilitación para que fuera atendido a la brevedad posible, ya que el costo del aparato auditivo supera los 30 mil pesos.




Volver arriba