Realizó IMSS curso reglamentario de voluntariado

El Voluntariado IMSS surgió desde hace 46 años a nivel nacional.
Comunicado de prensa

“Construyendo y fortaleciendo compromisos”, fue el lema del Curso Reglamentario del Voluntariado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Yucatán, en el que un grupo de mujeres voluntarias se reunieron para renovar el compromiso de ayuda voluntaria y apoyo solidario a los pacientes del IMSS y sus familias.

El Voluntariado IMSS surgió desde hace 46 años a nivel nacional; en Yucatán, este grupo lleva más de 30 años brindando apoyo solidario y humano para el paciente del Instituto y su familia.

En el curso, la señora Nidia Castillo de Cámara, dio la bienvenida a la nueva presidenta ejecutiva electa del voluntariado, la doctora Lizzie Gamboa Vázquez, quien se mostró muy satisfecha con el apoyo brindado a esta asociación.

La dama voluntaria refrendó su compromiso de trabajo con este equipo, quienes brindan apoyo de forma constante a los pacientes, en especial en fechas importantes como Día del niño, Día de la madre, Navidad, entre otras; además de visitar a pacientes con enfermedades crónicas o incapacidades físicas en los hospitales del Seguro Social.

En la inauguración del curso estuvo presente el delegado del IMSS, doctor Jorge Méndez Vales, quien reconoció el esfuerzo que día a día da este grupo de mujeres para brindar ayuda a quienes más lo necesitan; sobre todo en momentos tan vulnerables -a causa de enfermedad, tanto para el paciente como para su familia-, brindándoles apoyo con ropa, comida, donativos de objetos, albergues para su estancia, además de compañía y momentos de distracción.

Ser voluntario IMSS significa brindar una parte de tu tiempo y tener muchas ganas de ayudar en diferentes actividades que se realizan, como son: organizar bazares y talleres de manualidades para recaudar fondos; atención para pacientes y sus familiares en albergues; entrega de paquetes con material en hospitales del Seguro Social; además de compañía y realización de actividades para los familiares de pacientes en las salas de espera.




Volver arriba