Más desvíos en Salud

Mala gestión de Ivonne Ortega en el Seguro Popular

3_230314p6seguro-popularphoto01

Los funcionarios responsables del Seguro Popular en Yucatán (que afilia a más de un millón de personas), utilizaron indebidamente en 2012, en el gobierno de Ivonne Ortega, casi $38 millones para el pago de servicios subrogados no autorizados, contratación de médicos sin papeles y liquidación de facturas atrasadas de 2011, según el Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública de ese año, elaborado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Aunque ese desvío es menor que el detectado por el mismo organismo en las cuentas del Seguro Popular en el Estado, en 2011 -que ascendió a $91 millones- la mala aplicación de los recursos ha ocasionado, dice la ASF y un informe del Sistema de Protección Social en Salud, del gobierno federal, un aumento en el nivel de insatisfacción de los usuarios con el servicio en general y con la atención del médico en particular.

En 2012, explica la ASF, por cada 6,428 pacientes del Seguro Popular en Yucatán, había un médico, en tanto que el tiempo de espera de los pacientes para recibir consulta era de una hora y media.

Esta situación coloca a Yucatán en el lugar 28 en el país en nivel de satisfacción con el servicio.

El Seguro Popular en el Estado lo administra los Servicios de Salud de Yucatán (SSY), que en 2012 desviaron, dice la ASF, casi $39 millones adicionales de recursos federales, asignados al sistema estatal de salud, particularmente por la contratación “improcedente” de médicos y la creación de plazas.

El titular de los SSY ese año, Álvaro Quijano Vivas, permaneció en el cargo tres meses más, luego de la salida de Ivonne Ortega del gobierno y de la entrada de Rolando Zapata, en octubre, al parecer para solventar las acusaciones contra esa dependencia. En enero de 2013 lo sustituyó el actual secretario, Jorge Mendoza Mézquita.

A fines de 2012 y durante casi todo 2013, la directora del Seguro Popular en el Estado, Dra. Heidy de Lourdes Río Hoyos, compareció varias veces ante la Contraloría del Estado, que auditó las cuentas de esa dependencia por encargo de la ASF, para aclarar los presuntos desvíos.

La Dra. Río Hoyos empero continúa hasta ahora al frente del Seguro Popular.

En la revisión de la ASF se detectó que el Seguro Popular en Yucatán destinó doce millones 467 mil pesos al pago de facturas de reactivos para pruebas de laboratorio y de tamiz neonatal ampliado integral, correspondientes a 2011, que supuestamente ya estaban liquidadas.

Lo mismo hizo con una aportación de cinco millones 129 mil pesos, destinado al pago de servicios de salud subrogados de pacientes en 2012. En lugar de gastarlo en este rubro, lo hizo para pagar deudas por servicios subrogados de 2011.

Asimismo, de acuerdo con la ASF, los SSY compraron 588 servicios de “Anestesia de alta especialidad” por tres millones 942 mil pesos, sin estar amparados en algún contrato, y pagaron 277 mil pesos por servicios subrogados sin contrato legal.

Además de estas cantidades, el Seguro Popular realizó los siguientes gastos indebidos: seis millones 352 mil pesos, ejercidos en conceptos no autorizados por la norma. Cuatro millones 584 mil pesos, en gastos extraordinarios no autorizados en el rubro de consulta segura y registro biométrico. Dos millones, 717 mil pesos pagados a 10 servidores públicos que no acreditaron el perfil de la plaza contratada y un millón 127 mil pesos, pagados a 4 personas con plaza médica que efectuaban labores administrativas.

Asimismo, 647 mil pesos pagados a 2 personas con plaza médica no localizadas, 97 mil pesos pagados a 3 servidores públicos que no acreditaron el nivel con su cédula que avale su especialidad y 66,500 pesos para gastos operativos sin documentación comprobatoria.

En total, concluye la ASF, los SSY y el Seguro Popular desviaron recursos federales por 37 millones 407 mil pesos, cantidad que el gobierno del estado devolvió a la federación con los intereses respectivos.-HERNAN CASARES CAMARA

Seguro Popular | Carga de trabajo

Capacidad

Según la Auditoría Superior de la Federación, cada médico en nómina del Seguro Popular en Yucatán que prestó sus servicios frente al paciente durante 2012, atendió en promedio a 6,428 afiliados, lo que significa una relación de 0.8 médicos por cada mil pacientes.

Relación

Por el contrario, la Organización Mundial de la Salud recomienda que los servicios de salud pública tengan al menos 2.5 médicos por cada mil pacientes.

Tiempo de espera

De acuerdo con un informe del Sistema de Protección Social en Salud del gobierno federal, que rige el seguro popular en el país, el tiempo de espera de un paciente de este sistema en Yucatán para recibir consulta es de 96.82 minutos, mas de hora y media; mientras en el resto de México es de 78 minutos.

Satisfacción

Según ese informe, Yucatán ocupa el lugar 28 en el país en nivel de satisfacción con la atención médica.




Volver arriba