IMSS: Prevenir la obesidad reduce riesgo de enfermedades crónicas

IMSS: Prevenir la obesidad reduce riesgo de enfermedades crónicas

Padecerla es un factor que puede llevar a sufrir enfermedades como: presión arterial alta, vascular cerebral y cardiovasculares.
Comunicado de prensa

Indican que la obesidad sana no existe, ya que afecta diversas partes del cuerpo, como la respiración, además crea problemas emocionales

Se llama obesidad a la enfermedad crónica que se caracteriza por la generalizada y excesiva acumulación de grasa en organismo. Lejos de ser un signo de salud, el peso elevado para la edad y talla de un niño o un adulto representa un factor importante para el desarrollo de enfermedades que afectarán su salud en el corto, mediano y largo plazo.

Elmer Chan Canto, coordinador delegacional del Departamento de Nutrición y Dietética del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán, indicó el Seguro Social, a través del programa “Chécate, Mídete, Muévete”, difunde y promueve consejos, a través de los medios de comunicación, para llevar a cabo cambios que mejorarán la salud y calidad de vida de las personas.

La obesidad tiene muchas causas, que se pueden agrupar en genéticas y ambientales. Éstas últimas pueden ser: malos hábitos alimentarios, estilo de vida no saludable e inactividad física, nivel social, económico y cultural, la edad en la que se inició la obesidad; así como la existencia de familiares directos con obesidad, ser hijo de una madre con diabetes o que presentó diabetes gestacional, entre otras.

Los hijos de padres obesos tienen mayores probabilidades de serlo, aunque los genes no son responsables por sí solos del aumento de este padecimiento en la población, pues los principales factores son aquellos que podemos modificar, es decir los malos hábitos alimentarios y la inactividad física, subrayó el especialista del IMSS.

Los signos o síntomas de las personas que presentan obesidad son visibles a simple vista, principalmente por el aumento de la talla en la cintura, abdomen abundante y colgante, así como el aumento de volumen mamario, en especial en los varones.

El problema principal de padecer obesidad es que crece el riesgo de contraer presión arterial alta, enfermedad vascular cerebral y enfermedades cardiovasculares. También puede producir problemas ortopédicos generados por el peso, enfermedades hepáticas, y en algunos casos, el paciente puede manifestar depresión, baja autoestima, pobre imagen corporal y desordenes de alimentación.

De ahí que con Chécate, Mídete, Muévete, por medio de estos tres pasos se recomienda modificar el estilo de vida y aumentar las conductas saludables al momento de ingerir alimentos, así como fomentar hábitos de actividad física regular.

“Chécate”, es el primer paso. El especialista del IMSS informó que se debe medir el peso, niveles de glucosa, presión arterial e Índice de Masa Corporal (IMC) para saber si se tiene un problema de sobrepeso u obesidad.

La segunda parte es “Mídete”, reduciendo el consumo de grasas, azúcar y sal. La ingesta en exceso de grasas en la alimentación puede provocar enfermedades del corazón, hígado, y daño en la circulación. Además, cuando se consume mucha sal, los riñones pierden la capacidad de eliminarla por la orina, y esto genera que el agua se quede dentro del cuerpo, provocando un aumento del volumen de sangre y como consecuencia se eleva la presión arterial produciendo hipertensión arterial.

El último paso es “Muévete”; en el que se deben realizar acciones para no llevar una vida totalmente sedentaria; llevar a cabo nuevos hábitos en nuestras actividades como estacionarse más lejos ya sea en el trabajo o cuando salimos de paseo para caminar un poco más. Ir al parque en familia; si en el trabajo se permanece mucho tiempo sentado, tomar una pausa y caminar en los alrededores.

El coordinador delegacional del Departamento de Nutrición y Dietética del IMSS finalizó invitando a la población a unirse a “Chécate, Mídete, Muévete” adoptando un estilo de vida saludable para disfrutar de una buena salud tanto propia como de sus familias.




Volver arriba