Imss: Orienta sobre comunicación co personas con problemas de audición

Imss: Orienta sobre comunicación co personas con problemas de audición

Cuando se da una pérdida de la audición, ya sea por un proceso natural de envejecimiento o factores como acumulación de cera en los oídos, exposición a ruidos fuertes durante un largo período, infecciones, ciertas medicinas o herencia, surge la duda de cómo ayudar o comunicarse de forma adecuada con una persona que sufre de esta condición.

Es por esto que el doctor Jesús Amador, médico especialista en otorrinolaringología del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán, dio las siguientes sugerencias para cuando se habla con alguien que tiene un problema de audición.

Se debe mirar a la persona a la cara y hablarle claramente, a una velocidad razonable; además de no ocultar la boca, estar comiendo o masticando chicle; ya que en ocasiones las personas con dificultades para oír, pueden leer los labios, lo que les facilita la comprensión de lo que se les está diciendo.

De igual manera, se pueden usar expresiones o gestos faciales que le sirvan de claves útiles a la persona que no oye bien. En dado caso, repita sus palabras, usando términos distintos. Al hablar, incluya a la persona que sufre de pérdida de la audición; esto es hablar con la persona, no acerca de ella, cuando esté con los demás, esto ayuda a impedir que se sienta sola y excluida.

Es muy importante tener paciencia; manteniendo una actitud positiva y calmada. Pregunte cómo puede ayudar, en dado caso de que la persona que sufre de pérdida auditiva lo requiera.

Por otro lado, si usted es la persona que sufre de problemas de audición, hágale saber a los demás acerca de esto; pídale a la gente que le hable de frente, mirándole a la cara y si es posible lo hagan lentamente y de manera mucho más clara; también pídales que le hablen sin gritar.

Se le recomienda prestar atención a lo que se le está diciendo, así como a las expresiones o gestos faciales. Si no entiende, dígale a la persona que le habla pidiendo si se lo pueden repetir con otras palabras o intenten de nuevo la oración.

Los dispositivos o tratamientos que pueden ayudar a mejorar su audición incluyen audífonos, dispositivos que se colocan dentro o detrás de su oído, ya que ayudan en algunos casos de pérdida de audición al amplificar los sonidos; no obstante, en ocasiones se llegan a percibir los ruidos de fondo, por ejemplo, el ruido del tráfico en las calles o la gente que habla en otras mesas en un restaurante. Esto puede afectar la forma en la cual usted oye en ciertas situaciones.

Las alertas como los timbres, los detectores de incendios y los relojes de alarma, le pueden dar una señal visual o una vibración. Por ejemplo, una luz intermitente podría indicarle que alguien está timbrando en la puerta o llamándolo por teléfono.

Si su sordera es grave, el médico puede sugerirle implantes en la cóclea. En esta cirugía, se coloca un pequeño dispositivo electrónico por debajo de la piel que se encuentra detrás del oído; éste envía el mensaje pasando por la parte que no funciona del oído interno continuando hacia el cerebro, ayudando a que algunas personas escuchen mejor. Es importante señalar que dichos implantes no son útiles para todos los tipos de sordera o pérdida de audición.

El especialista del IMSS finalizó mencionando que si usted o algún familiar están teniendo dificultades en su audición, acudan con su médico familiar; y, en caso de ser necesario, éste los canalizará con el especialista quien le puede indicar el tratamiento adecuado para que mejore su estado y calidad de vida.




Volver arriba