IMSS: La conjuntivitis debe ser tratada por un médico

Los agentes causantes más frecuentes son virus y las bacterias.
Comunicado de prensa

Otro tipo, la conjuntivitis alérgica, puede ser a causa de ácaros, tabaquismo, humedad, polvo y químicos

La conjuntiva es una membrana transparente que cubre la parte interna de los párpados y la parte blanca del ojo; tiene la función de proteger al ojo y destruir los cuerpos extraños que entran en contacto con él, por lo que la conjuntiva está expuesta a muchos microorganismos, como virus, bacterias y hongos.

Además son sustancias alergénicas el polvo, polen, pelo animal, peluches y sustancias químicas, las cuales también ocasionan irritación, inflamación y enrojecimiento, provocando lo que llamamos conjuntivitis u ojo rojo, mencionó el doctor Carlos González Cervantes, jefe de Oftalmología del Hospital General Regional (HGR) número 12 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán.

Los factores que influyen para que ocurra esta enfermedad son: la edad, localización geográfica –climas cálidos como el nuestro-, ambientes contaminados y ciertas enfermedades, como el sarampión.

Por otro lado, el aire contaminado puede provocarla, además de ser factor causante de enfermedades tales como la dermatitis, inflamación en la piel causada por el contacto directo con alguna sustancia irritante que puede provocar enrojecimiento y comezón.

Los agentes que causan conjuntivitis son varios, siendo los más frecuentes los virus y las bacterias. Puede presentarse como epidemia en determinadas épocas del año; ya que se puede contagiar por contacto directo de persona a persona o por contacto con objetos contaminados.

Los tipos de conjuntivitis más comunes, son: la hemorragia epidémica, que es muy contagiosa y se manifiesta con molestia a la luz, lagrimeo, secreción y hemorragia por debajo de la conjuntiva.

Por otro lado, la conjuntivitis bacteriana, que se presenta con inflamación en los párpados, secreción verdosa amarillenta en regular cantidad, además de que los párpados amanecen pegados y con costras.

Otras dos clases de conjuntivitis, son la que se presenta en los recién nacidos cuando la madre tiene alguna infección vaginal, como clamidia y el gonococo; y la conjuntivitis alérgica, en la que intervienen ácaros, tabaquismo, humedad, polvo y químicos.

Esta última se presenta, predominantemente, en la primavera y el verano en zonas con clima cálido, como el de Yucatán, y el grupo más afectado es el de 11 a 13 años de edad. Es importante mencionar que la conjuntivitis alérgica no es contagiosa y puede estar asociada a otras enfermedades alérgicas, como rinitis, asma y dermatitis.

Para prevenir esta enfermedad, se recomienda no tocarse los ojos con las manos sucias, tener mucha higiene, no llevar a los niños al colegio mientras tengan la infección para evitar contagios; así como no compartir toallas ni pañuelos y evitar los remedios caseros, como la aplicación de lavados con manzanilla.

En todos los casos debe evitarse la automedicación, ya que el uso inadecuado de medicamentos a nivel ocular puede modificar y complicar la evolución de la enfermedad; no dude en acudir con su médico familiar, ya que éste le recomendará el mejor tratamiento para la conjuntivitis.




Volver arriba