IMSS: Diversas causas pueden provocar coágulos en la sangre y embolias

IMSS: Diversas causas pueden provocar coágulos en la sangre y embolias

Para prevenirlas, se debe practicar conductas que protejan la salud del paciente
Comunicado de prensa

La hipertensión arterial, diabetes, alteraciones del colesterol y tabaquismo son enfermedades que pueden provocar miles de enfermedades y trastornos que deterioran la salud, entre ellos se encuentran las embolias expresó el médico internista Luis Granados Puerto, especialista del Hospital General Regional (HGR) número 12, “Benito Juárez García” del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán.

Se define como émbolo a un coágulo, burbuja de aire u otro cuerpo extraño que, presente en la circulación, produce una embolia. De vez en cuando el sistema de coagulación deja de funcionar correctamente y forma émbolos o coágulos, éstos tienden a romperse y al ir flotando a través del torrente sanguíneo, pueden llegar a obstruir alguna arteria, es entonces cuando se produce una embolia.

Dicha obstrucción priva a los tejidos de ese lugar del flujo sanguíneo normal y de oxígeno, lo que puede producir daño o muerte tisular (necrosis). Los émbolos arteriales a menudo se presentan en las piernas y en los pies. Algunos pueden ocurrir en el cerebro, y producen un accidente cerebrovascular, o en el corazón, provocando un ataque cardíaco.

El especialista indicó que pueden formarse fácilmente en los vasos sanguíneos si la sangre está circulando muy lentamente o si tiene tendencia a formar coágulos debido a una enfermedad o a medicamentos que se estén tomando.

Estos riesgos de desarrollar coágulos aumentan si la persona fuma, está menos activa a consecuencia de una cirugía, discapacidad o enfermedad; tiene cáncer, insuficiencia cardiaca u otro padecimiento del corazón; tiene problemas con sus venas, como flebitis o venas varicosas; ha sufrido algún derrame o ataque de corazón; ha tenido coágulos anteriormente; toma píldoras anticonceptivas o está sentada por mucho tiempo.

Las embolias más frecuentes se deben a coágulos originados por colesterol y triglicéridos elevados. Algunas drogas, como la cocaína, anfetaminas y heroína, también pueden ser causa de enfermedades en las arterias.

Los síntomas de una embolia pulmonar son: dolor agudo de pecho, dolor cuando se respira hondo, falta de aliento, mareos, fiebre, tos con sangre, inflamación de venas, sensación de ansiedad y desmayos.

Mientras que las embolias arteriales producirán brazos o piernas frías, disminución o ausencia del pulso en un brazo o una pierna, dedos o manos fríos, falta de movimiento, dolor muscular o entumecimiento en el área afectada, además de brazos o piernas de color pálido.

Para diagnosticar correctamente el riesgo de esta patología, el especialista examinará al paciente y llevará a cabo un historial médico y determinar la severidad del daño; también se llegan a realizar ciertos análisis e imágenes radiológicas, como por ejemplo: radiografía del pecho, tomografía, electrocardiograma, medida del nivel del oxígeno en la sangre, así como ultrasonidos en las piernas o brazos para identificar coágulos.

Para prevenir las embolias, el especialista del Seguro Social exhorta a la población a ejercitarse regularmente, de acuerdo a las recomendaciones de su médico; tomar muchos líquidos, eliminar vicios como el tabaquismo y alcoholismo, llevar una dieta equilibrada y practicarse exámenes médicos frecuentemente para detectar cualquier anomalía. 




Volver arriba