Imparten curso “Banco de huesos y tejido” de Yucatán

Capacitan a especialistas del estado de Yucatán con técnicas quirúrgicas para extraer huesos de donantes fallecidos.
Comunicado de prensa

Especialistas, coordinadores de donación de órganos y ortopedistas del estado de Nuevo León, encabezados por el coordinador Médico del Hospital Universitario “Dr. José Eleuterio González” de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), Félix Vílchez Cavazos, impartieron el curso “Banco de huesos y tejidos”, al personal médico de Yucatán.

Así lo informó el director del Centro Estatal de Trasplantes de Yucatán (CEETRY), Jorge Martínez Ulloa Torres, quien subrayó que esta capacitación abarca la aplicación de técnicas quirúrgicas para extraer huesos de donantes fallecidos y constituye un paso adelante para consolidar la cultura de donación altruista de órganos y tejidos en el estado.

La impartición del curso forma parte del acuerdo de colaboración firmado el pasado 12 de febrero con las autoridades de la Universidad Autónoma de Nuevo León, UANL,

Ulloa Torres señaló que el curso fortalece la misión de procesar los órganos donados en el Banco de Huesos y Tejidos de la ciudad de Monterrey para darles el destino final, que son aquellos pacientes de Yucatán que requieran algún trasplante de hueso o tejido osteomuscular.

Durante el curso, que se impartió en las oficinas del CEETRY, se dio a conocer el convenio firmado entre todas las instituciones públicas y privadas del estado con licencia, para la procuración de tejidos cadavéricos con fines de trasplante. Además, tiene el propósito de incentivar a las coordinaciones de donación para que éstas aumenten su actividad procuradora de tejidos.

De igual manera, busca promover el uso de tejido por parte de los cirujanos ortopedistas del estado y beneficiar así a pacientes yucatecos, que se hallan en espera de injerto de hueso o tejido osteomuscular.

“La estrategia del gobierno estatal es velar por la salud y calidad de vida de los pacientes y brindar apoyo durante el proceso de donación de huesos y tejidos de cadáver con fines de trasplante”, apuntó Ulloa Torres.

En el curso se enfatizó la extracción de huesos del donante fallecido mediante escrupulosas técnicas quirúrgicas, a fin de cuidar el tejido.

El director del CEETRY señaló que posterior a la toma del tejido óseo, tendones y meniscos, se prepara el cuerpo del donante con prótesis especiales y se cierran cuidadosamente las incisiones, para que la familia pueda realizar el ritual de velación, sin que se pueda identificar que el finado donó algún hueso.

Estas medidas integrales están dirigidas a dignificar a la persona fallecida y dar siempre un trato humano y respetuoso. Un donante de este tipo puede ayudar hasta 100 individuos, en muchos de los casos, evitando amputaciones sobre todo en pacientes pediátricos con enfermedades oncológicas, concluyó.

Martínez Ulloa recordó que el CEETRY fue instalado el 15 de julio de 2013 en los términos del artículo 44 de la Ley para la Donación y Trasplantes de Órganos, Tejidos y Células en el Estado de Yucatán, y su objetivo es fomentar la cultura de la donación con fines terapéuticos, de docencia e investigación, así como promover, regular y vigilar, dentro del ámbito de su competencia, la distribución y la asignación de órganos, tejidos y células en el estado de Yucatán, en coordinación con el Centro Nacional de Trasplantes (CENATRA).




Volver arriba