El serotipo 3, en Yucatán

Puede detonar los casos de dengue hemorrágico

Si bien la incidencia de casos de dengue bajó, todavía hay riesgo de incremento de enfermos

Aunque entre 2011 y 2012 el número de enfermos de dengue en Yucatán fue de 11,686, con 31 muertos, el año pasado, el primero de la administración de Rolando Zapata Bello, la cantidad de casos descendió a 2,758 y siete fallecimientos.

Si bien la incidencia bajó drásticamente, aún persiste el riesgo de un incremento en el número de enfermos.

Según el doctor Edgar Ávila Flores, del Instituto Nacional de Salud Pública, uno de los principales peligros es que cerca del 90 por ciento de la población yucateca ha sido infectada al menos una vez por el mosco transmisor del dengue, por lo que “ahora casi toda la población es susceptible de sufrir dengue hemorrágico”.

De acuerdo con el especialista, el virus de este padecimiento tiene cuatro serotipos, 1, 2, 3 y 4, que se transmiten al hombre a través de picadura de mosquitos del género Aedes.

La primera infección del virus del dengue, por cualquiera de sus cuatro serotipos, dice el doctor Ávila, produce anticuerpos en el organismo que lo inmunizan a largo plazo, en caso de que el individuo sufra una segunda picadura, con un serotipo similar a la de la primera. También crea inmunidad de corto plazo contra los otros tres serotipos. Si luego de un tiempo ocurre un segunda picadura y el serotipo es distinto al de la primera picadura, entonces los anticuerpos de la infección primaria se unen al virus de la secundaria para propiciar el dengue hemorrágico.

En Yucatán, según el doctor Ávila Flores, los serotipos más comunes son el 1 y el 2. El serotipo 3, el más agresivo y que puede causar dengue hemorrágico desde la primera picadura, dejó de circular en la Península en 1997, pero reapareció en 2011. En este año, dice el especialista, autoridades de Quintana Roo confirmaron un caso de dengue hemorrágico por este serotipo en un vecino de Cancún.

Amenaza

En 2012 se registró otro caso en Quintana Roo y el año pasado, se confirmó oficialmente la reaparición del serotipo 3 en Yucatán, con un caso y dos en Campeche.

La presencia de este serotipo en el estado hace vulnerable al dengue a los miles de niños y jóvenes nacidos después de 1998, cuando dejó de circular ese serotipo en la Península y nunca han sido expuestos al serotipo 3. También corren riesgo los oriundos de otras regiones del país, avecindados en Yucatán, que tampoco han estado expuestas a ese serotipo o a cualquiera de los otros que provocan la enfermedad.

De aquí la importancia de tomar en serio la lucha contra el dengue, dice el Dr. Avila Flores. “La enfermedad todavía amenaza al estado”.- Hernán Javier Casares Cámara

Etiquetas:,