Primera querella por un incendio

Representantes de Modatelas ponen su denuncia

Continúan los peritajes en la tienda Modatelas, para determinar las causas del incendio

Ayer se interpuso la primera denuncia por el incendio ocurrido el lunes pasado en la tienda Modatelas, en Paseo de Montejo con calle 21 del fraccionamiento Campestre.

Representantes legales interpusieron la denuncia en la Agencia 18, contra quien resulte responsable por los daños ocasionados a la tienda.

Según la denuncia, el lunes por la tarde se preparaban para cerrar el negocio, por lo cual casi no había clientes, cuando se percataron de que en la bodega había mucho humo y olía a quemado; un grupo de empleados acudió al lugar a verificar y se percató de que había fuego.

En un principio los empleados intentaron apagar el incendio con los extintores del lugar, pero ocho de los equipos se vaciaron sin sofocar las llamas. En ese momento varias partes de la tienda ardían.

De pronto se cayó una parte del techo de láminas de zinc, por lo que los empleados salieron del lugar y llamaron a los bomberos, quienes en minutos llegaron y comenzaron a combatir las llamas, pero fue imposible pues el fuego consumió todo el negocio.

Se espera que entre hoy y mañana acudan a denunciar los representantes legales del gimnasio W Gym, que se vio afectado por el siniestro.

Según el peritaje preliminar, el fuego se inició por un cortocircuito en la parte noroeste del negocio, donde está la bodega. De ahí se extendió a toda la tienda y afectó la zona oriente del gimnasio.Los daños, según cálculos, asciende a unos 5.000,000 de pesos.

Entre las fuentes se manejó que la denuncia de Modatelas es para que el seguro le haga efectiva la garantía. Se espera que mañana expertos de la Fiscalía concluyan el peritaje que arrojará si hubo responsabilidad o se trató de un lamentable accidente.

Como se recordará, en el caso de la Nao de China, en la colonia México, el peritaje determinó que no hubo responsabilidad del negocio, sino que fue un accidente.- David Chan Caamal



Volver arriba