Prevención navideña

Intensa jornada de compras para las celebraciones

1 / 5


Niños bolivianos disfrutan los juguetes recibidos en la víspera de Nochebuena, en La Paz. A la derecha, "Pancho Claus" visita una escuela de Texas
Tres postales decembrinas: una compradora se protege de la lluvia en el centro de Mérida, un empleado vestido de Santa Claus limpia las ventanas de un hotel en Indonesia, y el goleador yucateco Henry Martín


Este mes aumentan los accidentes por el consumo de alcohol

 En vísperas de la celebración de la Navidad en todo el mundo, en Yucatán las autoridades hacen nueva petición a los ciudadanos para que en estas fechas no manejen vehículos si han consumido alcohol y tomen precauciones al circular por las calles, avenidas y carreteras.

El llamado se basa en que históricamente en diciembre aumentan 15% los accidentes de tránsito en Mérida debido al elevado consumo de bebidas embriagantes

Los guiadores más peligrosos son los jóvenes de 15 a 29 años de edad, ya que en las estadísticas aparecen como los protagonistas de más accidentes viales.

José Saúl López Quintal, secretario técnico del Consejo Estatal de Prevención de Accidentes de Yucatán, informa que en Mérida y otros municipios de la entidad se instalarán retenes antialcohol con el objetivo de bajar de los vehículos a las personas que exponen su vida y la de los demás por su consumo de bebidas embriagantes.

A unas horas de la Navidad, y a pesar de la lluvia que cayó poco antes de las dos de la tarde, el comercio organizado vivió nueva jornada masiva de compras, tanto en el Centro como en las plazas comerciales.

Al mismo tiempo, los vendedores ambulantes tomaron de nuevo por asalto las calles y aceras para ofrecer toda clase de productos.

El espíritu navideño invadió de nuevo al Servicio Postal Mexicano, a donde llegan decenas de cartas escritas por pequeños de varias edades residentes en colonias y fraccionamientos de distintos puntos de esta capital.

Los pequeños generalmente piden juguetes, en particular aquellos que se anuncian en la televisión.

Los preparativos para la Nochebuena también se pueden ver en pequeñas comisarías meridanas, como es el caso de Petac. Con sencillez y entre sus carencias, la unidad entre los pobladores es lo más valioso que conservan.

Pero no todo es risas y diversión en esta temporada. Como advierte un experto de la Universidad de Sonora en Hermosillo, algunos jóvenes experimentan fluctuaciones de conducta en esta temporada. De no detectarse y atenderse, esos cambios de humor podrían conducir al abuso de alcohol y otras sustancias.

 




Volver arriba