Prevén cuantiosa inversión

$600 millones en la primera etapa de Cabo Norte

1 / 3


A la izquierda, el empresario Eduardo Gasque Casares explica los detalles del proyecto Cabo Norte al reportero Hernán Casares Cámara. Abajo, los folletos promocionales del desarrollo inmobiliario que, según la empresa, cambiará la imagen de Mérida


Cabo Norte es un proyecto a doce años dividido en cuatro etapas de tres años cada una, dice su director general, Eduardo Gasque Casares.

La primera etapa, precisa, comenzó el 2 de enero, con la excavación del terreno y terminará en marzo de 2015, e incluye la construcción de 17 de los 45 macrolotes y las instalaciones del Town Center, mediante una inversión de 595 millones de pesos.

Todas las obras se adjudicarán por concurso y únicamente podrán participar empresas yucatecas, dice Gasque Casares.

Diseño

El diseño arquitectónico estuvo a cargo de la compañía estadounidense EDSA, autora de numerosos proyectos de ese tipo en otros países y en México, donde elaboró el plan maestro de Punta Mita, en Nayarit.

Cabo Norte es el primer proyecto urbano en Mérida diseñado bajo el concepto de “comunidad planeada” que parte de la idea, explica Gasque Casares, de que los nuevos desarrollos habitacionales deben orientarse a satisfacer las necesidades de la gente en sus diferentes etapas de la vida.

Parque para mascotas

Además de los lagos, el nuevo centro habitacional tendrá cinco kilómetros de “caminos verdes, sin intersecciones”, un parque exclusivo para adultos, otro para niños y hasta uno para mascotas, enmarcados en un entorno con muchos árboles y vegetación y calles anchas.

Como Montejo

La avenida principal del proyecto, dice su director, medirá 35 metros de ancho, “casi como el Paseo de Montejo”.

El acceso a Cabo Norte será por la calle 24, que es la continuación de la avenida García Lavín, cruzando el Periférico, rumbo a Cocoyoles, Algarrobos y Punta Lago. Justo enfrente de este lugar se iniciará la construcción del nuevo desarrollo, ubicado en lo que Gasque Casares llama “el corazón del nuevo centro de Mérida”.

Nuestros principales clientes, señala, serán los desarrolladores de vivienda residencial en el país. Nosotros levantaremos la infraestructura y venderemos los lotes para que ellos, a su vez, construyan y comercialicen las casas.-HERNAN JAVIER CASARES CAMARA

Diseño | Otra idea

El diseño de Cabo Norte parte de un nuevo concepto de los desarrollos habitacionales.

Comunidades planeadas

Estos deben ser “comunidades planeadas”, explica Eduardo Gasque Casares, es decir, que satisfagan las necesidades de la gente en sus diferentes etapas de la vida.

Nido vacío

Por ejemplo, una de esas etapas es el de las parejas adultas que luego de casar a sus hijos regresan a vivir solos y tienen otras necesidades de vivienda.

Niños

Otro segmento son las parejas jóvenes que, por el contrario, están en la etapa de criar a sus hijos y necesitan espacio.

Nuevos segmentos

También están los nuevos grupos demográficos, como las parejas en las que ambos trabajan y no tienen hijos, pero que desean vivir en comunidad.

Demanda

Según algunos estudios, la velocidad de la venta de una casa en una comunidad planeada es cuatro veces más alta que en otros conceptos.




Volver arriba