Se quejan de otra “burla”

Suspensión y aviso extemporáneo del tribunal laboral

Los despidos de supervisores pecuarios comenzaron en 2010

En acuerdo fechado el 19 de marzo de este año, el presidente de la Junta Especial Número Uno de la Local de Conciliación y Arbitraje, Víctor Manuel Zozaya Quintín, dispone la reinstalación de Mario Humberto Ávila Basulto en su fuente de trabajo, en el Comité Estatal para el Fomento y Protección Pecuaria del Estado de Yucatán.

Se fija como fecha para esa diligencia el 31 de marzo, según se puede leer en copia de la resolución.

Sin embargo, se le notifica al ex trabajador el 1 de abril, es decir, un día después del que se supone era el destinado para su regreso al centro de labores.

Es, en opinión del ex supervisor pecuario, “una chicanada, una burla más” de la Junta para favorecer al Comité.

En ese mismo acuerdo, Zozaya Quintín concede a Pedro Federico López Serralta, presidente del Comité, la suspensión de un acto reclamado, que aquél solicitó mediante una demanda de amparo ante las autoridades federales.

Este acto es en realidad un laudo favorable a Mario Ávila, en el cual se condena a la parte patronal a la reinstalación del trabajador -despedido a principios de 2011- y al pago de “prestaciones autónomas”, como horas extras, vacaciones, prima vacacional y aguinaldo de todo el tiempo en que prestó sus servicios.

La Junta decide la suspensión del acto reclamado por considerar que el ex trabajador no está en peligro de “no poder susbsistir”, al ofrecer la parte demandada la reincorporación al trabajo “en concepto de subsistencia”.

“El presidente de la Junta hace una interpretación inexacta de los artículos 170 y 174 de la Ley de Amparo”, dice Ávila Basulto al referirse a la lucha jurídica que, como ya informamos, ha sostenido un grupo de ex trabajadores despedidos a partir de 2010.

El afectado y uno de sus compañeros interpusieron recursos de queja ante las autoridades federales, de los que abundaremos más adelante.- ÁNGEL NOH ESTRADA

Acuerdo | Detalles

En acuerdo del 19 de marzo, la Junta Especial 1 concede la suspensión de un acto.

Lo considera a salvo

Según consideró esa oficina, el ex trabajador Mario Ávila Basulto no afronta problemas de subsistencia. El afectado dice que se malinterpreta una norma.

Tardío y extemporáneo

El acuerdo se notificó dos semanas después, cuando ya había transcurrido una fecha fijada para una reinstalación.



Volver arriba