Reiteran: habrá tren

Lo que todavía no está seguro es la ruta que seguirá

El Programa Nacional de Infraestructura (PNI) presentado por el presidente Enrique Peña Nieto mantiene el Tren Transpeninsular como una obra programada para iniciarse este mismo año y concluirse en el 2017. Lo que se mantiene como incógnita, es la ruta definitiva que tendrá el proyecto férreo, según publica “El Economista”.

“La construcción de este tren será´ un proyecto que detone la movilización de pasajeros en la Península de Yucatán y será fundamental para el desarrollo y expansión del turismo en la región. Se iniciará en 2014 con una inversión de 17,954 millones de pesos y finalizará en 2017″, se indica en el apartado “Estrategia 1.2 Generar infraestructura para una movilidad de pasajeros moderna, integral, ágil, segura, sustentable e incluyente”, que presentó el lunes el gobierno federal.

Una semana antes del PNI se difundió información del Congreso de la Academia Mexicana de Ingeniería: “La Visión de la Ingeniería Mexicana en las Reformas Estructurales”, donde el subsecretario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Carlos Almada, dijo que los proyectos férreos México-Toluca y México Querétaro estarían listos y rodando a más tardar en 2017, mientras que el Tren Transpeninsular arrancaría obra hasta 2018 y sería un proyecto que podría concluirse hasta el siguiente sexenio.

Esta información, apunta “El Economista”, fue tomada como el anuncio de la cancelación del proyecto, sobre todo porque en febrero de este mismo año la Secretaría de Comunicaciones y Transportes ingresó y retiró la evaluación de impacto ante la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Análisis interrumpido

Con ello, se vio interrumpido el análisis de la Manifestación de Impacto Ambiental debido a una supuesta redefinición de la ruta derivada de la reclamación de cámaras empresariales para que el tren llegase a Cancún y no a Punta Venado, tal como fue planteado originalmente por el gobierno federal.

De un vistazo

Ven un retraso

Francisco Córdova Lira, ex presidente del Consejo Coordinador Empresarial del Caribe, considera que aun cuando el proyecto se mantiene dentro del Plan Nacional de Infraestructura, es un hecho que se retrasará por lo menos un año, puesto que haber interrumpido el trámite ambiental ante Semarnat obligadamente retrasa todo el proceso de una obra así.

Gasoducto

El Plan Nacional de Infraestructura también incluye un gasoducto que conectaría a Cancún con la ciudad de Mérida para el que se destinaría una inversión de 5,998 millones de pesos. Además incluye obras en el rubro de energías sustentables, tales como una planta fotovoltaica con capacidad para 30 MW; una unidad de turbogás y una central de ciclo combinado.




Volver arriba