Regidores del PRI dejan mudo al Alcalde en sesión de Cabildo

 

Regidores del PRI dejaron mudo al alcalde Renán Barrera Concha en asuntos generales de sesión ordinaria de cabildo al pedirle que aclarara y se responsabilizara de sus propias palabras y señalamientos en cabildo, donde dijo que “los acuerdos no avanzan si no hay dinero de por medio”.

El desaguisado ocurrió en sesión extraordinaria de cabildo, en el punto “e” donde el alcalde propuso nombrar a los ciudadanos que integrarán el Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Municipio de Mérida.

En su intervención en una acalorada discusión con el edil priista Enrique Alfaro Manzanilla, Barrera Concha dijo en el cierre de la sesión “que en este cabildo no se aprueban los acuerdos si no hay dinero de por medio”.

Los ediles priistas tuvieron que esperar hasta asuntos generales de una segunda sesión de cabildo, ahora ordinaria, para exigir al alcalde aclare sus palabras y pedir una disculpa pública.

Fueron los siete regidores priistas que solicitaron al munícipe aclarara sus palabras por sentirse ofendidos por el poco o mucho prestigio que tiene el honorable cabildo.

“Usted a dejado en claro que no existen acuerdos sin dinero de por medio, queremos que explique cual es el sentido de sus palabras y en esta misma mesa honorable de cabildo le exijo que diga ahora quién ha recibido dinero para que asuma las consecuencias”, sentenció Rubén Segura Pérez.

Enrique Alfaro Manzanilla exigió también a Barrera Concha el sentido de sus palabras y que tuviera los “pantalones” suficientes para responder, ya que fueron otros regidores de su partido los que trataron de desviar el tema.

A la exigencia priista de que aclarara sus palabras se sumaron Jorge Dogre Oramas, Alejandra Cerón Grajales, Luis Castillo López, Marisol Gómez García y Gustavo Espadas Espinosa.

Alfaro Manzanilla también lo condenó abiertamente porque el silencio del alcalde no justifica su actuar.
“Usted ha sido condenado anteriormente por sus declaraciones irresponsables y por este tipo de conductas, nosotros nos reservamos el derecho de actuar en consecuencia por sus ofensas vertidas en este cabildo”, señaló Alfaro Manzanilla.

El silencio del alcalde fue doble cuando Segura Pérez pidió una explicación al munícipe del correo electrónico que se dio a conocer en redes oficiales por parte del Oficial Mayor, donde obligaba a más de cinco mil trabajadores a asistir al carnaval porque “iba a pasar lista”.

El edil priista leyó el comunicado, señaló la actuación del Oficial Mayor como un acto irresponsable.
“Los derechos del trabajador son consagrados para dignificar su labor y fortalecer el tejido social. Me resulta muy triste que en pleno 2014 existan prácticas intimidatorias en este Ayuntamiento. El correo es muy claro y no necesita interpretaciones como decir del alcalde que fue un “exhorto” cuando claramente señala la palabra “obligatorio”. Son frases muy claras como decir también “voy a pasar lista”.

“Esperamos que este funcionario municipal reciba un castigo ejemplar o de lo contrario significará que actúa bajo las ordenes del alcalde”.

El alcalde tampoco emitió declaración alguna de esta situación y sólo se limitó a terminar la sesión ordinaria con silencio sepulcral.




Volver arriba