Pone en jaque a muchos

Un ciudadano de Hunucmá exhibe varias anomalías

Gobierno

Permisos para la apertura de cantinas y expendios de cerveza en condiciones irregulares, presuntos “aviadores” en la nómina municipal, acuerdos no cumplidos en la obra pública, servicios públicos deficientes, autoridades que se solapan unas a otras…

La lista es larga. Son sólo algunos ejemplos de lo que Wílliam de Jesús Uicab Tzab, mototaxista de Hunucmá, ha puesto al descubierto en su municipio con una herramienta que todos tienen a la mano pero muy pocos utilizan: el acceso a la información pública.

Desde hace unos años, el hunucmense se ha convertido en un dolor de cabeza para muchos con sus continuas solicitudes de información sobre el quehacer del gobierno, una tarea que se echó a cuestas al observar deficiencias en los servicios de su ciudad y, contradictoriamente, una prosperidad continua de quienes quedan al frente del Ayuntamiento, del partido que sea.

En sus investigaciones más recientes, que le han valido persecuciones y agresiones, encontró inconsistencias y anomalías en la entrega de permisos para apertura de bares y agencias de cerveza.

Local

Obra | Señalamientos

Wílliam Uicab hace notar irregularidades en una obra recién inaugurada.

Un metro menos

Se trata de la ciclopista que conduce a la maquiladora instalada a las afueras de la ciudad. El letrero oficial de la inversión indica que el ancho es de 2.5 metros, pero en realidad sólo es de 1.5 metros.

Alcalde incumplido

Además, dice el mototaxista, el alcalde no cumplió su compromiso de poner iluminación a la obra.




Volver arriba