Padres manipuladores

La ley protege más a los menores de la influencia nociva

El interés superior del niño es un principio protegido por las leyes

Sociedad

En los conflictos de pareja suele ocurrir un fenómeno: la alienación parental, que consiste en la manipulación de los hijos para predisponerlo contra alguna de las partes.

El Código de Familia del Estado de Yucatán, que entró en vigor en febrero de 2013, regula ese concepto y establece candados para evitar que la influencia nociva afecta la estabilidad física y emocional de los niños.

“Al dejar mal a la contraparte con el hijo, éste va tomando una conducta inadecuada con el padre o la madre que no tienen la custodia”, explica Fanny Guadalupe Iuit Arjona, consejera de la Judicatura del Poder Judicial del Estado. “Pueden asumir una actitud de rencor, de resentimiento, de no querer convivir con el otro u otra. Se puede llegar al odio en casos extremos”.

Sin embargo, ya no es tan fácil ejercer esa influencia negativa. La maestra Iuit Arjona advierte que cuando se confirma y acredita la manipulación se puede modificar la custodia del menor e incluso perderla. Más aún, el juez que tenga conocimiento del caso puede declarar la pérdida del ejercicio de la patria potestad.- ÁNGEL NOH ESTRADA

página 13

Derecho | Los niños

El Código de Familia introdujo innovadores conceptos para la impartición de justicia.

La concordia

El interés superior del niño es un concepto predominante. Cuando hay conflicto en la familia se busca una solución amistosa en la pareja, para afectar lo menos posible a los hijos.




Volver arriba