Nuevo lío de taxistas

Dos agrupaciones reclaman que les den un registro

Un asistente de la Dirección de Transporte atiende a Marcelo Euán Martín, presidente de la  cooperativa Unión y Fuerza del Volante; Silvia López Escoffié y Milagros Romero Bastarrachea,  presidenta y la secretaria de acuerdos del partido  Movimiento Ciudadano, y Luis Mena (semioculto)

La presidenta y la secretaria de acuerdos del partido Movimiento Ciudadano, Silvia López Escoffié y Milagros Romero Bastarrachea, acompañaron ayer a directivos de dos nuevas agrupaciones de taxistas de Tizimín que reclaman su reconocimiento en la Dirección de Transporte.

En forma pacífica el grupo solicitó una entrevista con el director estatal de Transporte, Humberto Hevia Jiménez, pero el funcionario no estaba en ese momento en sus oficinas porque, según se informó, se encontraba en juntas de trabajo en otras dependencias.

De inmediato los asistentes de la dirección gestionaron una reunión con el director jurídico de Transporte, Mario Brito Berlín, y los nuevos directivos platicaron con él poco más de una hora, pero al final no hubo una respuesta positiva para los planteamientos de las dos agrupaciones de taxistas.

La cooperativa Unión y Fuerza del Volante, que preside Marcelo Euán Martín, renovó su directiva conforme a sus estatutos y destituyó a la anterior directiva por múltiples irregularidades que presuntamente cometieron.

Pese a que, según ellos, los anteriores directivos fueron dados de baja en forma legal y se nombró a sus sustitutos, la Dirección de Transporte se niega a reconocer a la nueva directiva.

“Transporte no quiere reconocer a la nueva directiva. Siguen reconociendo a la anterior”, dijo Silvia López, quien encabezó el diálogo con el director jurídico.

“Vimos que el director jurídico quiere resolver este caso conforme a derecho, pero no tiene las facultades. El que manda, el que tiene la última palabra es el director”, subrayó Silvia López. “Tendremos otra reunión, en fecha que nos harán llegar”.

El otro caso planteado fue de la agrupación Taxistas del Oriente, dirigida por Luis Polanco Yam. En este caso 17 taxistas renunciaron al sindicato El Fénix por desacuerdo en el manejo de la agrupación y las finanzas, pero la Dirección de Transporte no quiere reconocer la separación de esos taxistas y a la nueva cooperativa que formaron.

Silvia López informó que la Secretaría de Seguridad Pública reconoce a la nueva organización de taxistas y el Registro Público de la Propiedad ya la inscribió, pero la Dirección de Transporte se niega a reconocerla.

“Tal parece que el director quiere obligarlos para que sigan unidos a su anterior grupo. Está transgrediendo la libertad de agrupación de estos taxistas”, dijo la ex diputada.- Joaquín Chan Caamal

De un vistazo

Diligencias

Desde noviembre de 2013 la sociedad cooperativa Unión y Fuerza del Volante gestiona ante la Dirección de Transporte el reconocimiento de la nueva directiva electa, pero los intentos han fracasado.

Ruego

En un escrito que entregaron al Diario, los taxistas de Unión y Fuerza dicen que el sábado 14 de junio pasado la Dirección de Transporte les pidió que no realizaran alguna manifestación durante la visita del gobernador Rolando Zapata a Tizimín y ofreció que pondría toda su voluntad para solucionar el caso, pero no ha cumplido.



Volver arriba