No “cuadra” la deuda

Sospechas sobre la suma que debe el Ejecutivo al Isstey

Varios municipios del interior del Estado se enfrentan también a adeudos con el Isstey, a pesar de que puntualmente retienen a sus trabajadores las cuotas que se deben destinar a la institución, La imagen es de una protesta en Umán en abril de 2012, antes del relevo en el  gobierno

En las cuentas del Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Yucatán (Isstey) aparecen datos preocupantes, que hacen presumir el ocultamiento de deuda, afirma Arturo Cetina Bautista, presidente de Acciones Líderes, A.C.

El dirigente hace notar, con base en informes del propio Isstey, que la deuda real del gobierno del Estado sería de $2,800 millones si se considera el monto del pago mensual por concepto de intereses y la tasa que se toma como referente para esa erogación.

Con motivo del primer informe de Rolando Zapata Bello, recuerda, diputados locales formularon preguntas sobre la deuda con el instituto a los funcionarios que comparecieron en el Congreso. Resalta la pregunta 111: “¿Cuál era el monto de adeudo del Isstey durante el último año de la administración anterior y cuál es el monto actual del adeudo de la presente administración?”

La respuesta, añade Cetina Bautista, fue: “La deuda al Isstey de los diferentes organismos que conforman las instituciones públicas en el Estado, tales como el Poder Ejecutivo, Poder Legislativo, Poder Judicial, Organismos Autónomos y Municipios, al 30 de septiembre de 2012 era de $1,744.955,856.86 M.N. La deuda al Isstey reporta un incremento mensual cercano a los 21 millones de pesos producto de intereses ordinarios, intereses moratorios y demás actualizaciones que el marco legal señala. El 23 de diciembre de 2013, el gobierno del Estado envió una carta de intención en la que propone un vehículo de pago para el adeudo. El consejo directivo del instituto se dio por enterado de la misma y ha creado un grupo de trabajo que deberá decidir sobre dicha propuesta”.

El presidente de Acciones Líderes subraya que de acuerdo con la situación financiera al 30 de septiembre de 2012 y otra al 31 de diciembre de 2013, ambas proporcionadas por el gobierno, en los primeros 15 meses de la administración de Rolando Zapata la deuda creció en más de $408 millones, pero esta suma no coincide con el monto reportado por el pago de intereses, lo cual indica que aparentemente el gobierno no está abonando cuotas u otros conceptos.

Estos datos forman parte de un análisis de Acciones Líderes sobre la situación financiera del Isstey. Hace unos días publicamos información sobre la venta de tierras en la carretera Mérida-Progreso. El director del instituto, Ulises Carrillo Cabrera, reconoció que se trata de la superficie destinada a la Plataforma Logística, por la cual entregó $332 millones al gobierno de Ivonne Ortega Pacheco.

Al abundar sobre la deuda, Arturo Cetina explica:

-El artículo 11 de la Ley de Seguridad Social para los Servidores Públicos del Estado de Yucatán, de sus municipios y de los organismos públicos coordinados y descentralizados de carácter estatal se indica: Todo adeudo por aportaciones ordinarias con plazo mayor de un mes a partir de su vencimiento causará intereses moratorios a la tasa del 0.75 por ciento mensual a favor del instituto.

-Con base en los informes oficiales, en los primeros 15 meses del gobierno de Rolando Zapata la deuda con el Isstey aumentó en más de $408 millones. Sus funcionarios dicen que el pago de intereses es de aproximadamente $21 millones al mes, pero si multiplicamos los 21 millones por 15 meses obtenemos la cantidad de $315 millones.

-Por tanto, si en esos 15 meses la deuda creció en $408 millones nos encontramos con una diferencia superior a los $90 millones. Esto indica que, contra las afirmaciones del propio gobernador y sus funcionarios, no están abonando cuotas u otros conceptos, además de que no han pagado los intereses que se generan por la deuda que dejó la anterior administración y la que este gobierno sigue generando.

-Un dato preocupante es que se estaría escondiendo deuda. Veamos: si se reconoce un interés mensual de $21 millones, a una tasa mensual de 0.75% según la ley ya mencionada, la deuda real del gobierno con el instituto sería de $2,800 millones. Simples matemáticas: 2,800 por 0.75% nos arrojan los $21 millones mensuales que nos reportan.

-Otro dato importante es el monto de intereses. Si el gobierno reconociera esa deuda y tramitara con los diputados la aprobación de un crédito bancario para saldar ese adeudo le iría mejor. Por ejemplo, con una tasa de 5.3% anual, y considerando la deuda de aproximadamente $2,166.807,712 al 31 de diciembre de 2013, se le estarían pagando a un banco $114 millones al año, contra los $252 millones que se obtienen al multiplicar los $21 millones de ahora por 12 meses. Hay una diferencia de más de $130 millones entre una y otra cantidad.- ÁNGEL NOH ESTRADA

De un vistazo

Buena oportunidad

Si el gobierno del Estado dice que es muy bueno gestionando tasas preferentes con los bancos, con su adeudo con el Isstey tiene una buena oportunidad de renegociación, dice Arturo Cetina Bautista, presidente de Acciones Líderes.

Un monto menor

Por ejemplo, añade el dirigente, si obtuviera un crédito para pagar ese adeudo, con tasa de 5.3% anual, pagaría al banco $114 millones, contra los $252 millones anuales que representa ahora el interés mensual de $21 millones admitido oficialmente.

Diferencia y ahorro

“Con esas cifras se obtiene una diferencia superior a los $130 millones, que el gobierno se ahorraría si tramitara un crédito bancario a tasas preferentes para pagar de una vez lo que adeuda a los trabajadores del Estado”.

Responsables

Cetina Bautista subraya que el gobernador Rolando Zapata no debe seguir solapando a funcionarios de la administración pasada que causaron un daño irreversible al Isstey, como Ulises Carrillo e incluso Nerio Torres Arcila, actualmente secretario de Desarrollo Social del Estado.




Volver arriba