El tren: pocos beneficios

Será difícil que pueda competir con las "Combis"

El Tren Transpeninsular (TTP) no beneficiará a los trabajadores yucatecos que van a Quintana Roo, porque el sistema de “combis” que usan para trasladarse allí es más rápido y barato, dice el ex gobernador Patricio Patrón Laviada.

Tampoco facilitará el traslado de los turistas a Chichén Itzá. “El tren es rígido y no compite con la flexibilidad del sistema de autobuses que pasa por los turistas a las puertas de su hotel y los lleva directamente a Chichén, en poco tiempo”.

Patrón Laviada habló del tema en la mesa panel sobre el Tren Transpeninsular realizada en la Universidad Marista, el lunes 27 de enero, en la que también participaron la ex gobernadora interina Dulce María Sauri Riancho y el empresario José Chapur Zahoul, propietario de varios hoteles en Quintana Roo.

Éste, como publicamos en la nota adjunta, pidió que el tren llegue a Cancún y no a Punta Venado, como ha solicitado el Consejo Coordinador Empresarial de Yucatán.

En su intervención en esa mesa panel, de la que hemos estado informado en los últimos días, Patrón Laviada dijo que el traslado de los trabajadores yucatecos a Quintana Roo, desde sus lugares de origen hasta sus centros de trabajo, ocurre mediante un sistema imposible de ser sustituido por el tren, que ofrece mejores precios y servicio.

Los choferes de “combis” o taxis colectivos, señaló, van a un pueblo, juntan a 12 personas y los llevan directamente a sus lugares de trabajo en Quintana Roo.

En el caso de los meridanos que laboran en Cancún, añadió Patrón Laviada, el tren tendría pocos beneficios para ellos porque llegaría a la terminal de Punta Venado, desde donde tendrán que tomar un camión para ir a Cancún, que está a una hora.

Lo mismo ocurriría, dijo, con los turistas que viajan a Chichén Itzá. “Hoy, muchos de ellos esperan en la puerta de su hotel a un autobús que los lleva directamente a esa zona arqueológica, ubicada a hora y media de Tulum, y a dos horas y media de Playa del Carmen”.

“Con la próxima apertura de la carretera Nuevo Xcan-Playa del Carmen, el recorrido en ese tramo disminuiría 30 minutos y Playa quedaría a dos horas de Chichén en autobús”.

Según el ex gobernador, con la eventual sustitución de este sistema de transporte, los perjudicados serían los restaurantes de Valladolid, los cenotes y otros atractivos de la zona, “porque ya no habría esa flexibilidad en el transporte”.

Sobre este asunto, Chapur Zahoul refutó a Patrón Laviada. Dijo que el problema de ese sistema de autobuses es que “te saca de Cancún y te regresa a Cancún, no tiene rutas a Mérida o a Izamal. En cambio, el tren podría hacer la ruta completa. Claro, está el ADO y la carretera de cuota, pero de todos modos, el tren sería una infraestructura alterna”.

De acuerdo con Patricio Patrón, las justificaciones para construir el Tren Transpeninsular no son sólidas. “Se dice, por ejemplo, que el TTP aumentará el flujo de turistas de Cancún a Mérida, así como su número de días de estancia, pero yo no veo cómo. Tenemos la experiencia del tren rápido de España, AVE, que va de Madrid a Toledo y Sevilla. El promedio de días de estancia de los turistas en esos lugares disminuyó desde la inauguración de esa línea ferroviaria”.

En el caso del servicio de carga, añadió, “no veo a ningún empresario yucateco llevando su carga a la estación del tren en Mérida, en La Plancha, para trasladarla a Punta Venado y luego de allí contratar un camión para acercarla a Cancún o Tulum”. Continuará.- Hernán Casares Cámara

En sus propias palabras

JOSÉ CHAPUR ZAHOUL

Lo viable es que el Tren Transpeninsular llegue a Cancún y no a Punta Venado. Al aeropuerto de esa ciudad arriban 16 millones de pasajeros al año, la mayoría extranjeros, muchos de los cuales podrían ir a Yucatán.

Los turistas franceses, por ejemplo, tienen periodos de vacaciones de catorce días. Por eso, buscan visitar lugares, distintos a las playas y lo natural es que éstos sean Valladolid, Chichén, Mérida.

La estancia promedio de un turista en Mérida es de 1.2 noches, pero debemos hacer que sean más. ¿Como? Trayendo a Yucatán a los turistas que llegan a Cancún. Para esos hay que aprovechar la fuerza de la terminal aérea de Cancún, porque en el aeropuerto de Kahua no hay vuelos. Cancún nulifica todo a su alrededor.Ahora dicen que el tren llegará a Punta Venado, porque la mayor parte de los turistas se aloja en la Riviera Maya. Si, pero no llegan nadando, pasan antes por el aeropuerto de Cancún.Para responder a quienes pedimos que el tren llegue a Cancún, los responsables del proyecto aseguran que, en una segunda etapa, habrá un ramal de a Cancún y otro a Tulum, pero por experiencia se que en este tipo de obras nunca hay segundas etapas.




Volver arriba