Ciudadano “incómodo”

Sus exigencias de transparencia en Hunucmá, "coco" para la autoridad

1 / 2


Con abuso de la fuerza, agentes de la Policía de Hunucmá detuvieron en noviembre de 2011 a Wílliam Uicab por defender a un guiador que causó una colisión con la motocicleta de un agente. Abajo, el hunucmense al cuestionar al alcalde Delio Pérez Tzab, incluido en un libro sobre liderazgo


Wílliam Uicab Tzab, mototaxista de Hunucmá, bien podría ser protagonista de las historias de Armando Fuentes Aguirre sobre el señor Pérez y su trágica lucha contra la burocracia.

Desde hace varios años se ha convertido en el “coco” de las autoridades de ese municipio del poniente del Estado, sean priistas o panistas, por su activismo y el uso frecuente que da a las herramientas de acceso a la información pública.

Ese activismo divide opiniones en los vecinos de Hunucmá: algunos lo consideran conflictivo; otros, incómodo, y unos más, combativo.

Al margen de la percepción que se pueda tener de él, lo cierto es que mediante los sistemas de transparencia este ciudadano mototaxista ha puesto al descubierto una serie de anomalías en el ayuntamiento hunucmense, que van desde tráficos de influencia hasta abusos de poder y negociaciones nada claras.

Así, mediante documentos oficiales que obtiene con sus continuas solicitudes a la unidad de transparencia, ha encontrado apertura de cantinas pasando por alto una serie de disposiciones legales, la asignación de elevados sueldos y nepotismo en la Comuna, costos inflados en obras públicas y otras irregularidades cometidas por quienes han ocupado el Palacio Municipal en la última década, por lo menos.

Sin embargo, no todo ha sido fácil. También se ha enfrentado a trabas en la unidad municipal de acceso a la información, que se reflejan más bien en retrasos o, según dice, en negativas a entregarle la información requerida.

Otra consecuencia de su lucha han sido detenciones de la autoridad. Aunque no tiene relación con su movimiento a favor de la transparencia en el quehacer de gobierno, recientemente fue blanco de una agresión de otro mototaxista, que lo llevó a perder un ojo.

En nuestras ediciones que circulan en el interior del Estado, hemos publicado el resultado de sus averiguaciones y también sus opiniones sobre deficiencias en los servicios públicos de su ciudad.

En una de sus recientes gestiones, quedó en evidencia una serie de artimañas en el otorgamiento de licencias de funcionamiento de bares y expendios de cerveza en Hunucmá. Según sus cálculos, son más de 100 negocios que operan con estos giros en el municipio, que tiene poco más de 30,000 habitantes según el Censo 2010 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Uno de los casos más notorios, sustentado en documentos, arroja que el Cabildo 2004-2007, que presidió Delio Pérez Quintal, le otorgó a Azalea Guadalupe Balam Solís la anuencia para un expendio de cerveza. La licencia tiene fecha del 29 de enero de 2007.

La señora Balam Solís es casada con Xavier Pérez Tzab, hijo del alcalde de ese período. Es decir, la beneficiaria es hija política del entonces presidente municipal, de filiación priista.

Más adelante, en el trienio 2007-2010, el Cabildo que encabezó el panista Mario Balam Poot le donó a Azalea Balam un terreno sin número de la calle 48 con 27 de la colonia “Santiaguito”, supuestamente para la construcción de una casa-habitación. El acuerdo consta en un acta de sesión edilicia del 25 de mayo de 2010, con la aprobación de regidores de PAN y PRI.

En lugar de destinar ese predio al fin ya mencionado, la señora Balam construyó dos locales comerciales, de acuerdo con el relato de Uicab Tzab: en uno instaló una tortillería y en el otro habilitó un expendio de cerveza con la anuencia que le había concedido su suegro en 2007.

Mediante el acta número 140, fechada el 14 de junio de 2010, el escribano público Israel Puc Quintal formalizó con Balam Poot y Miguel Reymundo Osalde Esquivel, entonces secretario del Ayuntamiento, la adjudicación gratuita del terreno del fundo legal a Azalea Balam.

Wílliam Tzab hace notar que el escribano Puc Quintal fue, coincidentemente, uno de los regidores que aprobaron en 2007 la anuencia municipal para la apertura del expendio, que oficialmente se emitió para el giro de licorería.

Más recientemente, la administración municipal 2012-2015, que encabeza Delio Jaime Pérez Tzab, aprobó la renovación del permiso a la señora Balam Solís. El alcalde es cuñado de la solicitante e hijo de Pérez Quintal, quien autorizó la licencia original.

En otros lugares de esta misma página abundamos sobre las solicitudes de información pública de Uicab Tzab.- ÁNGEL NOH ESTRADA

@angelovaliant

Hunucmá y la transparencia | Incidentes

Wílliam Uicab Tzab es cliente frecuente de las unidades de acceso a la información.

A la cárcel

Su activismo lo ha conducido a incidentes. En noviembre de 2011 fue sometido por agentes de la Policía Municipal de Hunucmá al tratar de defender a un guiador que había causado una colisión con una motocicleta conducida por un agente de la corporación.

Cara discusión

En noviembre de 2012 denunció una detención injusta de 12 horas, que atribuyó a presiones para que desista de sus denuncias por agresiones de la autoridad. El pretexto, según dijo, fue una discusión con otro mototaxista por cuestiones personales.

Por una fotografía

En otra ocasión lo detuvieron luego de tomar fotos a un autobús que rentó el Ayuntamiento para transportar niños estudiantes, que viajaba con sobrecupo. La policía alegó que lo arrestó por arrojar su mototaxi sobre un uniformado.




Volver arriba