Cerca de la “clase” política

Fuerte lazo de una comunidad con el grupo en el poder

Los funerales de Gonzalo España, en mayo de 2012, se convirtieron en un desfile político. Al frente estuvo la gobernadora Ivonne Ortega, a quien se ve en la imagen con Sergio Cuevas, entonces consejero jurídico

“¿No sabes quién soy?”, preguntó Gonzalo España España, mejor conocido como “Mammie Blue”, a la empleada de la Secretaría de Salud Natalia Puerto Xacur antes de propinarle una bofetada porque ésta le indicó que tenía que hacer cola para un trámite.

España España fue detenido por ese incidente, el 10 de marzo de 2009, pero obtuvo la libertad casi de inmediato, como se consigna en una información que publicó el Diario.

A nadie extrañó la rápida liberación de “Mammie Blue”, porque se sabía de su cercanía con el grupo en el poder. Esa relación quedó de manifiesto en los funerales de Gonzalo España, el 11 de mayo de 2012, que se convirtieron en auténtico desfile político, con la gobernadora Ivonne Ortega Pacheco al frente.

Hernán Novelo Ávila, “Nani Namú”, compañero de “Mammie Blue” en los escenarios, repetía en shows que éste era “la ííííííííntima de Ivonne Ortega”.

Esa relación no se limitaba al espectáculo. Se reflejaba en la realidad y no sólo con la gobernadora, sino con varios funcionarios de los tres poderes del Estado durante la administración anterior.

Los nexos entre la clase política priista y la farándula de bares y cantinas salieron de nuevo a flote en nuestra recopilación sobre los políticos proclives a visitar las tabernas.

España España y Novelo Ávila, dirigentes de la comunidad gay en Yucatán, eran copropietarios del bar “El Tinglado”, en el oriente de la ciudad, a cuya inauguración asistió Ivonne Ortega. La mandataria regresó a ese lugar con motivo de un cumpleaños del segundo. El establecimiento sigue operando.

Ambos figuraban también como socios en el centro nocturno “Blue-Namú”, ubicado en el cruce de las avenidas Colón y Reforma, a cuya apertura asistieron también varios políticos.

Durante el quinquenio 2007-2012, la pareja fue la “animadora” oficial de muchos festejos priistas y consiguió que se le abrieran las puertas del palenque de la Feria de Xmatkuil y del teatro Peón Contreras.

En agosto de 2011, en los festejos del gremio que encabezaba “Mammie Blue” en San Sebastián, Ivonne Ortega aportó la actuación de la Orquesta Sinfónica Juvenil.

En diciembre de 2007, el entonces diputado federal José Luis Blanco Pajón celebró su cumpleaños en un local en las afueras de Kanasín, con un show encabezado por “Mammie Blue” y “Nani Namú”. Entre los asistentes estuvieron Antonio Hadad Manzur, Ángel Prieto Méndez, Jorge Carlos Berlín Montero y otros funcionarios priistas.

En aquel entonces Prieto Méndez era presidente del Tribunal Superior de Justicia y Berlín Montero lo era de la Gran Comisión del Congreso del Estado. Los máximos representantes de dos poderes.

Siempre en 2007 fue muy comentado un festejo en Progreso con un espectáculo gay, ante Reina Quintal Recio y Enrique Magadán Villamil, entonces alcaldesa y diputado electos.

El 23 de diciembre de 2010, el convivio navideño del gabinete de Ivonne Ortega tuvo un espectáculo en el que “Mammie Blue” fue figura central.

En las actuaciones de España España, principalmente en los bares, no faltaba la promoción de políticos priistas. Una de sus últimas apuestas fue Mauricio Sahuí Rivero, a quien en 2012 -antes de que se definieran las candidaturas- llamaba “el próximo alcalde de Mérida”.

En contraste, eran comunes las palabras “fuertes” contra políticos del PAN. Uno de los blancos favoritos era el ex gobernador Patricio Patrón Laviada.

El 15 de julio de 2008, en el marco de una protesta frente al Congreso del Estado, Gonzalo España se introdujo en un ataúd y amenazó con “resucitar” a los tres días y revelar nombres de funcionarios asistentes a “fiestas privadas muy animadas” y ligados también a la comunidad gay, desde “el clóset”. Un grupo de diputados se apresuró a atenderlo y de esa forma desactivó la amenaza.

“Mammie Blue” falleció el 11 de mayo de 2012, cuatro meses antes del cambio de gobierno. La Funeraria Quevedo, donde se veló su cuerpo, se convirtió en improvisado escenario de prolongado desfile político.

Entre quienes acudieron a externar sus condolencias estuvieron la gobernadora Ivonne Ortega; su madre, Ligia Isabel Pacheco Graniel, y su sobrino Paúl Ortega Pacheco, ahora alto funcionario de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat). Este último asistió acompañado de quien entonces era su novia: Alaine López Briceño, ex presidenta estatal del PRI.

También se vio a Sergio Cuevas González, consejero jurídico del gobierno del Estado; Renán Guillermo González, secretario de Cultura, y su similar en el municipio de Mérida, Roger Metri Duarte, quien ahora está al frente de la dependencia estatal.

Algunos que eran candidatos del PRI a diputados también hicieron acto de presencia: Pedro Oxté Conrado, Francisco Torres Rivas, Mauricio Sahuí y Álvar Rubio Rodríguez.

Como puede constatarse, la cercanía fue real.- ÁNGEL NOH ESTRADA

En síntesis

Agitación estudiantil. El antropólogo Sergio Grosjean Abimerhi nos compartió un episodio que incluirá en su segundo libro sobre anécdotas de las cantinas de Mérida. Es un relato relacionado con los tiempos de agitación estudiantil, que rayaba en el vandalismo y en los abusos.

Cansancio. El investigador relata que a fines de los años 70 Jorge Medina Alcocer, propietario del bar “La Prosperidad”, negó la entrada a vándalos estudiantiles que, como acostumbraban en esa época, llegaron a solicitar servicio que luego no pagaban. Si se los negaban, entonces se encargaban de ocasionar destrozos. El empresario se declaró cansado de esa situación.

Se retiraron, pero… Los pelafustanes, sorprendidos por esa reacción, se retiraron. Su intención fue reunir a un grupo de compañeros para regresar a “La Prosperidad” en plan de guerra. Minutos después regresaron a bordo de dos combis, armados de palos y otros objetos.

¡Oh, sorpresa! Para su mala suerte, los pseudoestudiantes no contaban con que adentro estaba el jefe de la policía estatal, Raymundo Vargas Cruz, quien al percatarse de la situación llamó refuerzos. En cuestión de minutos, numeroso grupo de agentes policíacos se encargó de la situación y repelió a los vándalos, quienes, escarmentados, nunca regresaron a ese lugar.




Volver arriba