Casos de hasta triple ingreso

Allegados de Álvar Rubio, también con amplios beneficios

En el quinquenio 2007-2012, Álvar Rubio pudo promoverse sin contratiempos. En la imagen, propaganda en recibos de nómina

En la administración municipal 2010-2012, que presidió Angélica Araujo Lara, Claudia Elena Medina Caballero fue parte del grupo de regidores del PRI.

Sin embargo, su salario de regidora era sólo uno de sus ingresos. También cobraba en la Secretaría de Salud del Estado, como “supervisora profesional en trabajo social de área médica D”.

La ley la obligaba a pedir licencia en la Secretaría para desempeñarse como regidora del Ayuntamiento, pero no lo hizo y conservó doble sueldo.

Aún más, sería un triple sueldo porque, de acuerdo con trabajadores de la dependencia que en su momento impugnaron su plaza porque no reúne el perfil, también cobraba en la representación local de la CNOP, que hasta hace unos meses dirigió Álvar Rubio Rodríguez, secretario general de la Sección 67 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (Sntssa).

Claudia Medina, quien está en la nómina de la dependencia desde el 1 de septiembre de 1996, ha sido una de las personas más cercanas a Rubio Rodríguez, según testimonios de personal sindicalizado. Estos nexos le valieron no sólo beneficios para ella sino también para sus familiares.

De acuerdo con documentos de la Secretaría, tres de sus hermanos tienen plazas laborales en la dependencia: José Guadalupe, como auxiliar de enfermería A asignado al Hospital Agustín O’Horán; Manuel Humberto, también como auxiliar de enfermería, en el Centro de Salud de Umán, y Roger Ariel, como verificador, en la “oficina central”.

Los documentos revelan que los hermanos ocupan esas plazas desde el 1 de agosto de 2009; el 1 de mayo de 2012 y el 16 de agosto de 1993. Sólo este último, como en el caso de la ex regidora, no corresponde al período del gobierno anterior.

Una situación parecida se encuentra con Silvia Elena Rosas Jiménez, a quien Álvar Rubio llevó prácticamente a la subdirección de Recursos Humanos de la Secretaría durante el gobierno anterior.

Ocupa una plaza idéntica a la de Claudia Caballero: “supervisora profesional en trabajo social de área médica D”, aunque fue también impugnada por trabajadores porque no reúne el perfil para el cargo, ya que, según los inconformes, sólo cursó estudios hasta la secundaria.

Tiene a una hermana en la dependencia, Leticia María de Guadalupe, con puesto de trabajadora social en área médica D. (Continuará).- ÁNGEL NOH ESTRADA

En síntesis

Control del personal. Con el nombramiento de Silvia Rosas Jiménez como subdirectora de Recursos Humanos en la Secretaría de Salud, en el gobierno de Ivonne Ortega Pacheco, Álvar Rubio Rodríguez logró un control casi absoluto del personal, ya que la funcionaria es de sus incondicionales.

Reparto de plazas. De esta forma, el control y manejo de plazas fue discrecional, con la tolerancia del entonces secretario, Álvaro Quijano Vivas.

La otra cara. En el reverso de la moneda estuvieron varias personas con quienes el secretario general tenía fricciones, entre ellas sus oponentes políticos, a quienes la dependencia cesó sin causa suficiente. Durante este gobierno hubo algunos acuerdos y recontrataciones.

LEA TAMBIÉN:

Familias enteras en la nómina de Salud. Siguen los casos de privilegio de grupos políticos 

-Entrega de plazas a “cuates” y allegados. Más ejemplos del reparto del pastel en una Secretaría 

-Casos de hasta triple ingreso.Allegados de Álvar Rubio, también con amplios beneficios 

-Un “negocio familiar” en el gobierno. Parientes de Álvar Rubio con muchas plazas en Salud 

-Dirigente “dadivoso”. También parientes de la esposa en la colocación laboral

-Puestos para la familia. La Secretaría de Salud, una agencia de colocaciones

-Hasta para los amigos del hijo. Más datos acerca de la nómina de la Secretaría de Salud

-Plazas | ¿Y ahora?




Volver arriba