Ya rinde frutos la vigilancia en la Itzaes

Ya rinde frutos la vigilancia en la Itzaes

Han disminuido los accidentes de tránsito en la vía

La avenida Itzaes se ha convertido en las últimas semanas en la carretera urbana más vigilada de Mérida lo que ha disminuido los accidentes de tránsito.

Un escuadrón de motociclistas de la Secretaría de Seguridad Pública recorre y vigila la transitada avenida, de la glorieta de Miguel Hidalgo al Distribuidor Vial de Umán del Anillo Periférico, y cuando detecta que los automovilistas van a exceso de velocidad los persigue, detiene y multa.

La tarde del domingo los patrulleros multaron a cuando menos tres conductores en forma simultánea en diferentes tramos de la avenida Itzaes por transitar a más de la velocidad permitida en las avenidas. Pero además de las multas, los conductores pasan apuros porque los policías estatales no sólo se limitan a la aplicación de la multa, sino que investigan en sus sistemas informáticos si el vehículo está al día en el pago de tenencias, si tiene reportes de robo y otros datos de utilidad policial.

Los motociclistas, patrullas y camionetas antimotines recorren por tiempos determinados la avenida para detectar “a los corredores”, para vigilar que los ocupantes cumplan con la colocación del cinturón de seguridad y para inhibir la violación al reglamento de vialidad. Cuando suspenden sus rondas, los vehículos policiacos se colocan a las orillas de la avenida para continuar con su vigilancia.

La súper vigilancia políciaca en la avenida Itzaes surgió a raíz del alto número de accidentes que ocurrieron con la repavimentación de la carretera, que es la entrada principal a la ciudad, incluso, el auditor en seguridad del Consejo Nacional de Prevención de Accidentes (Cenapra), René Flores Ayora, la calificó como la vía más peligrosa de la ciudad.

En el primer trimestre de este año 2014, ocurrieron en la avenida Itzaes al menos 25 accidentes, con saldo de 5 personas atropelladas y muertas así como 16 personas lesionadas.- Joaquín Chan Caamal




Volver arriba