Vuelcan estudiantes

El culpable del accidente finge un ataque epiléptico

3_080314p12volcaphoto01

Dos alumnas de la Normal Preescolar se vieron involucradas en un accidente automovilístico en la carretera Mérida-Motul, cuando el Matiz en el que viajaban volcó al ser impactado por un Cavalier cuyo guiador no respetó una señal de alto de disco.

Luego del percance, las ocupantes del Matiz fueron ayudadas a salir del vehículo por conductores que se detuvieron a apoyar.

Ante la llegada de la policía, el responsable del percance se tiró a la maleza y fingió que tenía un ataque de epilepsia, por lo que paramédicos de la ambulancia Y-10 de la SSP lo auxiliaron, pero los socorristas determinaron que sólo fingía y no tenía nada.

“Dale amigo, levántate, deja de hacerte”, le indicaron los policías federales, quienes lo levantaron y sentaron en una piedra.

El accidente ocurrió a la 1:30 de la tarde en el kilómetro 6 de la carretera Mérida-Motul, justo a la entrada a Conkal.

El Matiz placas YZL-86-50, manejado por Minelvia Vela Martín, quien iba con una compañera de la escuela, transitaba de Norte a Sur sobre la carretera Mérida-Motul.

Al llegar al entronque a Conkal su auto fue impactado en el costado izquierdo por el Cavalier placas YZY-79-32, manejado por Carlos Eduardo Muñoz Suárez, quien no respetó el alto de disco.

Por la fuerza del impacto y la velocidad a la que conducía, la guiadora del Matiz perdió el control de su vehículo, el cual cayó a la hondonada y terminó volcado sobre su costado izquierdo.

Las ocupantes del vehículo resultaron ilesas y fueron ayudadas por automovilistas a salir del auto.

Ambas llevaban puesto el cinturón de seguridad.

Al lugar arribó la ambulancia Y-10 de la SSP para valorar a las jóvenes estudiantes que, por fortuna y luego de una revisión, se determinó que no tuvieron lesiones graves.

De pronto, Muñoz Suárez comenzó a convulsionar en la maleza, como si tuviera un ataque epiléptico. Los socorristas corrieron a auxiliarlo, pero luego de verificarlo determinaron que “nada más está fingiendo”.

Minutos más tarde llegaron agentes de la Policía Federal, quienes tras recibir el reporte de los socorristas se acercaron y le dijeron que se levantara y dejara de fingir.

El agente de la aseguradora del Matiz indicó que los daños al vehículo de su cliente ascenderían a varios miles de pesos, además de que el Cavalier quedó inservible.

El problema es que el Cavalier no tenía seguro. Representantes de la empresa donde labora se comprometieron a pagar los daños para evitar que se llevaran detenido al sujeto.- D.Ch.C.




Volver arriba