Vuelca en el Periférico

El guiador tuvo suerte, resultó con heridas leves

3_250114p10volcaphoto01

Róger Dzib Salazar resultó con varias lesiones leves luego de que la camioneta placas YP-26892 que conducía en el Periférico Sur de Mérida volcó a la altura del kilómetro 8.5, en el puente de la calle 50 que conduce a Dzununcán.

Dzib Salazar resultó con golpes en la espalda, el cuello y las piernas, pero ninguna lesión fue de gravedad.

El guiador alegó que otro vehículo se atravesó en el camino, lo que hizo que maniobrara de manera brusca, pero perdió el control del vehículo.

Cargadores de un banco de material lo ayudaron a salir del vehículo volcado y pidieron la ayuda de la policía. En minutos llegaron patrullas y paramédicos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Para el rescate del vehículo y la atención al guiador se cerró uno de los carriles que van de Oriente a Poniente.

De acuerdo con los datos, la camioneta manejada por Dzib Salazar transitaba de Oriente a Poniente; es decir, del puente de la calle 50 hacia el puente de Dzununcán.

Al llegar al kilómetro 8.5, según el guiador, se le atravesó una moto de color rojo.

El motociclista atravesó sin precaución el periférico, lo que ocasionó el accidente.

La camioneta se salió de la carretera cayó a una hondonada, se estrelló con unos árboles de flamboyán, que derribó, y terminó volcada sobre su costado izquierdo.

Como el motociclista permaneció en el lugar de los hechos, los agentes le aplicaron una multa. Además, la policía dijo que como no hubo contacto entre vehículos, no podían responsabilizar del accidente al guiador de la motocicleta placas 8-GVN-1.

A pesar de la magnitud del accidente, Dzib Salazar no sufrió heridas de gravedad porque llevaba puesto el cinturón de seguridad.

Dzib Salazar informó que se dirigía a Umán para cargar material y comenzar sus labores cotidianas.

Paramédicos de la ambulancia Y-10 auxiliaron al conductor de la camioneta, quien resultó con golpes en la espalda, el cuello y las piernas; sin embargo, Dzib Salazar prefirió quedarse en el lugar para arreglar el problema. “Mi aseguradora se hará cargo”, indicó a los socorristas.

La camioneta fue declarada pérdida total, pues quedó destrozada.

Además de los daños, la aseguradora tendría que reponer los árboles que fueron derribados.- David Chan Caamal




Volver arriba