Vivían con el peligro cerca

Sorpresa de vecinos al descubrirse una "bodega de autos"

1 / 3



Autoridades federales durante la revisión de un vehículo con placas de Campeche, parte del mismo operativo de cateo hecho ayer

Arriba, vecinos y curiosos que se acercaron a la zona para observar el movimiento de las autoridades. Abajo, un efectivo del Ejército platica con una pareja, vecina de la calle 52, donde se efectuaba el operativo de revisión



Vecinos de la calle 52 entre 43 y 45, así como 45 entre 50 y 52 se sorprendieron por la presencia de autoridades federales, pues, aunque percibían que en los predios ayer incautados sucedía algo “raro”, no se esperaban que se estuviera cometiendo algún delito grave en el lugar.

Habitantes de la zona se mantuvieron en sus casas y algunos curiosos se acercaron a ver el operativo.

Vecinos de las calle 52 señalan que el predio fue remozado muy rápidamente, rescatando el diseño original de la casona. Lo único que cambió fue que la barda alcanzó el doble de su altura original y el perímetro de la propiedad había sido protegido con malla electrificada.

Además, mencionaron que no conocen a los dueños y que cuando los trabajos de remozamiento del lugar se hacían, se acercaban a los albañiles para preguntar quién era el dueño y éstos les informaban que las personas que los contrataron sólo les iban a pagar pero no conocían quiénes eran.

Sin embargo, los habitantes de la zona especulaban quiénes eran los dueños, ya que en ocasiones especiales, como fin de año o en las fiestas patrias, se organizaban “grandes fiestas”.

Por su parte, los vecinos de la calle 50 señalaron que ellos sí presumían que había algo raro en el interior del predio que llegó a funcionar como bodega de materiales eléctricos, ya que en varias ocasiones llegaron vehículos arrastrados por grúas que los metían a toda prisa, además de que los trabajadores tomaban muchas precauciones cada vez que se abría el portón.

Incluso, un vecino refirió que hace unos días estuvo a punto de sufrir un accidente, cuando esperaba su camión y de pronto abrieron el portón y un vehículo de modelo reciente, conducido por una mujer, salió de manera intempestiva, mientras otra persona cerraba rápido el portón.

En las inmediaciones de la zona se vivió un caos total debido a que se cerraron diferentes calles para asegurar la operación.De Sur a Norte se cerró desde la calle 52 con 49; por el Oriente se cerró a partir de la 56; por el Poniente se cerró a partir de la calle 43 con 46, y por el Norte se hizo el corte en la calle 54 con 43.- David Chan Caamal




Volver arriba