Violencia en el Sur

Violencia en el Sur

Un sujeto agrede con un cúter a su esposa al discutir

1 / 2


Peritos de la Fiscalía y de la Secretaría de Seguridad Pública enfrente de la casa (ya cedulada) donde, al calor de una discusión, un hombre ebrio agredió con un cúter a su esposa; a la izquierda, el sujeto que fue detenido por la SSP. Finalmente, la mujer otorgó el perdón a su marido


De nuevo el Sur de Mérida fue escenario de un hecho violento cuya consecuencia es una mujer con cuatro heridas superficiales propinadas con un cúter por su esposo, así como un vecino de la pareja con una herida en el brazo.

Autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) iniciaron la investigación por estos hechos; sin embargo, de acuerdo con la información oficial, finalmente la mujer no quiso denunciar.

Los hechos se registraron ayer en la madrugada en la calle 161-A entre 44-C y 48 de la colonia San José Tzal, cuando Santiago L.X. discutió con su esposa, a la que terminó por inferir cuatro heridas superficiales en diversas partes del cuerpo.

El pleito fue en la casa que la familia habita, donde en ese momento se encontraban dos de sus hijos, una de 12 y otra de tres años de edad.

Al ver la pelea entre sus padres, la primera salió en busca de ayuda de sus vecinos, en tanto la otra dormía en su habitación.

Al lugar se presentó un vecino que intentó separar a la pareja, pero resultó con una herida en un brazo. El presunto agresor, quien estaba en completo estado de ebriedad, huyó, pero la SSP lo detuvo en una casa de paja.

Información extraoficial indica que Martha M.X. y Santiago L.X. comenzaron a beber en el interior de su predio anteayer en la tarde. A las 11:30 de la noche comenzó una discusión entre la pareja y de ahí pasaron a los golpes.

El marido habría recibido de su esposa un golpe con una madera, lo que lo enfureció y tomó un cúter que estaba en una mesa e hirió a su esposa. Al lugar llegaron paramédicos de la Secretaría de Seguridad Pública, quienes atendieron las heridas de la mujer.

A las 7 de la mañana se detuvo al sujeto, cerca del sitio de la agresión.

Los menores quedaron bajo el resguardo de una vecina y luego fueron entregados a los abuelos paternos, quienes llegaron ayer por la mañana de Dzonot Carretero.

El detenido fue trasladado a los separos; sin embargo, la mujer le otorgó el perdón a su marido; el vecino lesionado sí interpuso una denuncia contra su agresor.- David Chan Caamal




Volver arriba