Vigilancia a escuelas de Motul

Se busca prevenir agresiones contra los estudiantes

MOTUL.- Ante hechos lamentables que se registran en las puertas de las primarias y secundarias con jóvenes que van a agredir a los estudiantes, la Policía Municipal realiza estricta vigilancia en las cercanías.

Hace unos días se conoció el caso de una escuela primaria donde un adolescente entró al lugar brincando la barda para golpear a un alumno. Pese a la llamada de atención del director del plantel para que se retirara, el joven también pretendió agredir al maestro y fue necesaria la intervención de la Policía Municipal.

A la salida de las escuelas es común ver numerosos jóvenes que ofenden a las señoritas y se lían a golpes con los alumnos, “para ajustar cuentas”.

Con base en denuncias hechas a la Policía Municipal, los oficiales están pendientes, por ejemplo, de quienes se reúnen frente de la escuela secundaria técnica 21 “Agustín Franco Villanueva”.

Todos los días varios adolescentes se paran frente a ese plantel y esperan que los alumnos salgan para hablar con ellos. Debido a que se comportan de manera extraña o sospechosa, el personal docente, conscientes de que los estudiantes son vulnerables y fáciles de convencer si alguien les ofrece drogas o algo parecido, solicitó a los agentes su apoyo.

Asimismo, se previene la delincuencia, señala un agente, ya que los que acuden a esos planteles sin pertenecer a ellos podrían tener armas o sustancias prohibidas.

Algunos maestros dicen que hay casos de muchachas que escapan con el novio o se drogan; incluso cuentan de una persona que no estudia en esa escuela ha entrado con la intención de golpear a otro. Los agentes solicitan a estos adolescentes que se retiren del lugar, para prevenir cualquier tipo de amenaza o problema que se pueda presentar.No pueden estar cerca de la escuela, incluso si esperan a alguien tiene que ser a más de una cuadra de distancia. Cuando los jóvenes hacen caso omiso de la advertencia, los oficiales los revisan para ver qué tienen.- Mauricio Can Tec




Volver arriba