Una detención tardía

La justicia llegó tarde: José Antonio Ricalde Euán fue detenido cuatro años después de que prescribió la orden de aprehensión que se giró en su contra.

Fue detenido de manera fortuita por agentes de la Fiscalía General y remitido al penal a disposición del Juzgado 8o. La orden de aprehensión se expidió por quejan de la ex esposan del acusado, quien reclamó diversas cantidades para los hijos que ambos tuvieron.Como Ricalde Euán no cumplía con sus obligaciones familiares fue acusado penalmente.Al ser detenido declaró que en parte son ciertos los hechos que le atribuyen, pero hizo notar que “ya pasaron muchos años”.Una revisión determinó que la acusación había prescrito por el tiempo transcurrido entre la expedición de la orden y la captura del acusado.Por otro lado, Raúl Ramírez Thomas sigue detenido acusado de no dar dinero para sus hijos y esposa. Ha recibido el perdón de manera parcial de un hijo suyo. Este caso se sigue en el Juzgado 8o.- R.F.G.




Volver arriba