Triste adiós a una niña

Cerca de 300 personas se reunieron este miércoles en la tarde a darle el último adiós a Reyna Sue Pech Cetina, en el Cementerio de Xoclán.

Entre gritos y llantos, ayer a las 6 de la tarde se llevó a cabo el entierro de los restos mortales de la menor que se ahogó al caer en una piscina, en el fraccionamiento Nueva Mulsay, donde trabajaba su madre.

“Llévame contigo, yo me voy contigo, no me dejes por favor“, fueron las palabras de Yamile Pa tricia Cetina Herrera, madre de la niña.

La joven madre pidió que pu sieran en el celular las canciones de “Cri-Cri“, que eran las que escuchaba su hija, acercó el te léfono al féretro y llorando cantó unas canciones.

Al momento de abrir la caja para que se despidan del cuerpo, entró en una crisis nerviosa, por lo que tuvo que ser retirada del lugar, a pesar de eso, logró acercarse otra vez al momento que depositaban el cadáver a la cripta, lo cual no soportó y se desmayó.

Más información mañana en las ediciones impresas de Grupo Megamedia.



Volver arriba