Trágico final de un paseo

Muere aplastada una joven al volcar el auto donde iba

Junto al Seat Ibiza en el que viajaba  y quedó destrozado, yace el cuerpo de Paola Andrea Palomino Alvarado, de 21 años, quien falleció al ser aplastada por el vehículo en la carretera Progreso-Mérida

Trágico accidente ocurrió ayer en la madrugada en el puente de Tamanché, en la carretera federal Mérida-Progreso, que dejó saldo una joven de 21 años de edad fallecida y cuatro lesionados.

El Seat Ibiza placas YZY-79-06 en el que viajaban los jóvenes descendió del puente a una velocidad aproximada de 120 kilómetros por hora, lo que ocasionó que el guiador, Iván Santiago Ricalde, perdiera el control del volante.

El automóvil se salió de la carretera, volcó y dio varias volteretas hasta que quedó en posición normal, a 30 metros dentro de la maleza.

La joven fallecida fue identificada como Paola Andrea Palomino Alvarado, de 21 años de edad e hija del conocido abogado Rígel Palomino López, quien identificó el cadáver y luego, durante la tarde, reclamó el cuerpo.

En el automóvil también viajaban, según informó la policía, María Fernanda Gil Gil, María Paula Alvarado (prima de la difunta) y Guillermo Avilés. Todos resultaron lesionados.

El conductor responsable del trágico accidente fue identificado como Iván Santiago Ricalde, quien está internado en el Centro Médico “Ignacio García Téllez” del IMSS y se encuentra en calidad de detenido.

De acuerdo con los datos recabados, el accidente sucedió poco después de las 2 de la madrugada. Los jóvenes regresaban del puerto de Progreso y, según peritaje de la Policía Federal, transitaban con exceso de velocidad. Cuando bajaron del puente, el automóvil alcanzó los 120 kilómetros por hora.

Se informó que el abogado Rígel Palomino y sus familiares trataron de localizar a Paola Andrea porque no había llegado a su casa. Ella salió a las 9 de la noche del sábado y dijo que iría con unos amigos. La búsqueda familiar terminó cuando se enteraron del accidente.

El peritaje reveló que la joven Palomino Alvarado salió disparada del automóvil, por lo que se presume que no llevaba puesto el cinturón de seguridad y que en una de las volteretas el automóvil cayó sobre de ella y le produjo la muerte instantánea.

Según los datos aportados en el lugar, el auto Seat transitaba de Norte a Sur, es decir, venía con dirección a Mérida, pero el exceso de velocidad no perdonó a los jóvenes.

El accidente movilizó a bomberos y paramédicos de la Secretaría de Seguridad Pública y Policía Federal. Los bomberos rescataron los cuerpos de dos personas atrapadas en el interior del vehículo y después de que les dieron asistencia médica las trasladaron a un hospital.

Los paramédicos informaron que los lesionados están delicados de salud.

Personal de criminalística y del Servicio Médico Forense realizaron las diligencias del levantamiento del cadáver y el abogado Rígel Palomino identificó a su hija.- David y Joaquín Chan Caamal




Volver arriba