Termina mal su parranda

Aparatoso choque deja un herido en la Merida-Umán

Así quedó la camioneta que conducía Gabriel Telio Montero. En la foto, un agente toma conocimiento

Dos jóvenes de Umán terminaron su parranda de manera abrupta al chocar la camioneta en que viajaban contra un poste de alumbrado, ayer en la madrugada, en la carretera Merida-Umán.

El vehículo quedó destrozado y su conductor, Gabriel Telio Montero, de 19 años, fue rescatado entre los fierros retorcidos, donde quedó semiprensado, por bomberos y personal de rescate, a bordo de las unidades 835 y 234, a cargo de Miguel Morales.

Su acompañante salió por su propio pie y al ver el estado de la camioneta huyó.

Según el reporte, Telio Montero conducía ebrio la camioneta Nissan doble cabina tipo estaquitas, placas Yp-67439, y al llegar al kilómetro 8, frente a una bodega de aires acondicionados, dormitó y perdió el control del volante. El vehículo subió al camellón y derribó el poste.

Telio Montero fue llevado al hospital O’Horán con golpes en varias partes del cuerpo y fracturas. Al lugar llegó su papa, quién sólo observó cómo encamillaron a su hijo.”Si no hubiera tenido el cinturón de seguridad, no la cuenta… deberas que tiene suerte de borracho”, comentó un policía estatal.La unidad 1261 de la policía del Mariposario, a cargo del oficial Pool Rejón, fue la encargada de reportar, abanderar y tomar nota del accidente. Posteriormente le cedió la estafeta a la Policía Federal de Caminos, por ser tramo federal.

En Mérida, el cruce de la calle 66 con 55 del Centro fue escenario aparatoso accidente, con saldo fue de un herido y miles de pesos en daños.

De acuerdo con los datos, ayer a las 11:45 de la mañana el automóvil Aveo, placas ZAP-1915, manejado por Jairo Trujillo, se pasó luz roja del semáforo cuando transitaba de Norte a Sur, sobre la 66, y chocó contra el costado izquierdo de la camioneta, placas YP-18278, de la Secretaría de Protocolo del Gobierno del Estado, manejada por Alejandro Koh.La camioneta se dirigía a Palacio de Gobierno para recoger artículos que sirvieron para un evento.Por la velocidad y la fuerza del impacto, la camioneta giró y quedó en sentido contrario a como transitaba, en tanto que el Aveo quedó sobre la acera mirando hacia el Oriente.

Jairo Trujillo sufrió una herida cortante en la rodilla y golpes, pero no requirió traslado al hospital. El conductor aceptó su responsabilidad y declaró que se distrajo por estar pensando en un viaje y no se fijó del alto.Al lugar arribaron paramédicos de la Policía Municipal de Mérida y agentes de la misma corporación; se tuvo que cerrar las calles una cuadra a la redonda para agilizar las labores. Los daños, ascienden a miles de pesos, debido a que el auto fue pérdida total, pues el motor quedó inservible.Las aseguradoras dijeron que llegarían a un arreglo económico sobre los daños.- En otro accidente, el guiador de un Chevy ocasionó una aparatosa carambola la mañana de ayer en la colonia Azcorra.El guiador se voló el alto de disco lo que provocó el percance.De acuerdo con los datos el accidente ocurrió luego de que Lauro Valencia Solís, guiador del Chevy placas YZW-2535, transitaba de Oriente a Poniente sobre la calle 24.Una distracción ocasionó que no se fijara del alto de disco de la calle 28 y cruzó. Justo en ese momento, sobre la calle 28, transitaba de Norte a Sur el Atos placas YZF-5431, de Por Esto, manejado por Joaquín Ordaz Ayala.Por la fuerza del impacto y la velocidad, ambos guiadores perdieron el control del volante.Los dos vehículos se proyectaron, invadieron la arteria del otro sentido y se estrellaron contra el Tsuru placas ZAM-4199, manejado por Víctor Madera Sansores, el cual hacía su alto en el otro cuerpo de la vía.El Atos chocó de frente contra el Tsuru.El guiador del Atos resultó con algunos golpes; al lugar arribaron paramédicos de la SSP; sin embargo, nada más fueron golpes leves.Valencia Solis, guiador del Chevy, indicó que no se dio cuenta del alto, debido a que venía distraído.Según indicaron los vecinos, los accidentes son frecuentes en ese lugar por lo cual pidieron topes o boyas a la policía.El accidente ocurrió alrededor de las 10 de la mañana de ayer. Los daños ascienden a unos 30,000 pesos; las aseguradoras indicaron que llegarían a un acuerdo.- Aurelio Moreno / David Chan




Volver arriba