Susto para 12 pasajeros

A punto de volcar un camión al perder una rueda

El chofer de este autobús (apoyado en el mismo) logró controlar su unidad cuando transitaba en calles de la colonia Bojórquez y de pronto la rueda izquierda delantera, neumático y rin, se zafó ayer

Menudo susto se llevaron la mañana de ayer 12 pasajeros que viajaban en el camión MS-07 de la ruta “Juan Pablo Cardenales” cuando al transitar sobre la calle 59 entre 112 y 114, de la colonia Bojórquez, el camión perdió una rueda delantera.

Debido a esto, el autobús se fue para un costado y estuvo a punto de volcar. Testigos indicaron que vieron cómo la carretera sacaba chispas debido a la fricción del tambor con el pavimento.

La rueda (neumático y rin) quedó en el interior de un predio, donde golpeó una bicicleta. No hubo heridos graves, sólo daños materiales.

El accidente ocurrió alrededor de las 10:30 de la mañana de ayer.

El autobús sin placas de la empresa Urbanos de Mérida transitaba de Oriente a Poniente sobre la calle 59 y al llegar al tramo entre las calles 112 y 114 la rueda delantera izquierda se zafó.

El vehículo avanzó unos 20 metros arrastrando el tambor, dejando un surco en todo el tramo de la vía.

El chofer de la unidad, quien dijo llamarse Felipe Cervera, relató que por suerte pudo controlar la pesada unidad, ya que no transitaba a gran velocidad.

“Pensé que iba a volcar porque el camión se fue para un lado; por suerte los gritos de la gente por el susto no me aturdieron”, dijo el chofer.

“Me aferré fuerte al volante y accioné los frenos hasta el fondo”, continuó.

José Luis Pech, uno de los vecinos de la zona y quien trabaja en un taller, justo donde quedó el autobús a media calle, dijo que de pronto oyó un fuerte ruido y al voltear vio cómo la rueda salía disparada y se veían chispas en la carretera. La rueda terminó dentro de un predio.

Los 12 pasajeros que viajaban en el camión resultaron con golpes leves; sin embargo, bajaron de la unidad y se fueron en otro camión.

Alrededor de 20 metros del pavimento quedaron marcados.- David Chan Caamal




Volver arriba