Sospechosos detenidos

Niegan presunto atentado contra un jefe policiaco

3_120114p10temaxphoto01

Dos personas, una de ellas un menor de edad, fueron detenidas por un incendio que destruyó anteanoche la vivienda del director de la Policía Municipal de Temax, Felipe Zozaya Cruz, que según versiones fue blanco de un atentado con bombas de fabricación casera.

La Secretaría de Seguridad Pública puso a disposición de la Fiscalía General del Estado a Angel Eugenio Nah, alias “Naruto”, de 20 años de edad, y L.J.T.C., de 17, en calidad de investigación por el siniestro, y de inmediato la agencia ministerial investigadora los sometió a interrogatorios.

Sin embargo, uno de ellos no quiso declarar y el otro negó alguna responsabilidad en los hechos.

El presunto atentado ocurrió el sábado a las 9 de la noche en la colonia Las Tres Cruces. Vecinos declararon que sujetos a bordo de varias motocicletas descendieron y rociaron gasolina la cochera del jefe policiaco y luego lanzaron varias bombas molotov; las llamas alcanzaron el el automóvil Chevy, propiedad de Zozaya Cruz, y en minutos se produjo la explosión del vehículo.

El fuego se propagó al interior de la casa causando destrucción.

No hubo lesionados. Se informó que en el momento del incendio el policía se encontraba en una operación en otro sector de la población y su familia estaba en la iglesia.

De inmediato la Secretaría de Seguridad Pública puso en marcha amplia movilización policíaca hasta las primeras horas de la madruga y desde ese momento se habló de la detención de los principales sospechosos.

En Temax se habla de una venganza contra el jefe policíaco porque “se estaba pasando de lanza”. En el sitio se presentó el alcalde Miguel Alonso Pacheco Díaz, que condenó los hechos.

Versión diferente

Ayer, el detenido Angel Eugenio Nah dio una versión diferente a la relatoría policiaca de que lanzó bombas molotov al predio y automóvil del director de la Policía Municipal de Temax.

Dijo que se quitó de la casa de su hermana y pasó por el lugar rumbo al parque principal del poblado, cuando llegaron policías municipales y antimotines y lo detuvieron.

Por su lado, el menor L.J.T.C. no quiso declarar.

Se abstuvo de dar datos y hacer comentarios.

De acuerdo con información recabada en fuentes de la Fiscalía, durante las primeras indagaciones y rastreo de evidencias ayer los peritos de la dependencia no habían hallado rastros y pruebas de que el ataque haya sido en verdad con artefactos incendiarios.

Sospechan que por las condiciones en que se inició el fuego pudo ser producto de algún cortocircuito del automóvil. Sin embargo, las pesquisas y rastreo de evidencias siguen en forma meticulosa a fin de tener datos contundentes para que dictaminen las causas reales del incendio, sobre todo para descartar el atentado contra un jefe policiaco que sería grave porque no es la primera vez que ataquen a policías, comandantes y jefes de la policía municipal de Yucatán.

El asesinato más reciente de un policía ocurrió en Tecoh donde un asaltante mató a balazos a Adalberto Chalé Chan.- Joaquín Chan Caamal / Mauricio Can Tec




Volver arriba