Sospechas por millonario robo

Se investiga a los empleados de un empresario local

Las pesquisas por millonario robo a un empresario en sus oficina del sur de la ciudad se están complicando porque los ladrones, que sabían del circuito cerrado de televisión del lugar, utilizaron capuchas y guantes.

A poco más de una semana del robo no hay detenidos, aunque se tiene una lista de “varios sospechosos”, incluyendo empleados y ex empleados de la empresa.

No se descarta que entre los cacos haya algún cercano conocido del empresario Rigel González Rodríguez, dueño de “Banquetes Rigel”.

Esta deducción proviene de las averiguaciones, ya que los autores del atraco conocían los sitios donde se guardaban el dinero y las alhajas.

El empresario denunció el robo, ocurrido en la Delio Moreno Cantón. El botín es de cerca de $4 millones, incluyendo dinero en efectivo y alhajas.

Para abrir puertas, incluyendo “protectores internos”, los amigos de lo ajeno habrían utilizado equipo de soldadura. Con un soplete abrieron sitios donde estaba el dinero y las alhajas.

Sabedores de la existencia de un sistema de grabación en las oficinas, los cacos utilizaron capuchas para no ser identificados.

También usaron guantes para no dejar huellas.- Rudesindo Ferráez García




Volver arriba