Sorpresa en peritaje

Hallan un caso de influyentismo con línea de camiones

Sin documentación, el chofer de este camión involucrado en un choque habla con el perito

Un camión de la ruta Kanasín y un taxi de la agrupación de la CTM protagonizaron un accidente de tránsito en la calle 56 entre 65 y 67 del centro de Mérida, en la curva del mercado Lucas de Gálvez.

No hubo heridos, tampoco cuantiosos daños materiales, pero salió a relucir un posible caso de influyentismo.

Al solicitar los documentos a ambos choferes, peritos de la Policía Municipal se encontraron con que el camión no tenía placas ni permiso de la Secretaría de Transporte.

Alfonso González Molina, chofer del camión, primero dijo que no tenía documentación y luego que por la lluvia se había mojado y que se los llevarían. Sin embargo, el inspector de Transporte que llegó al lugar, dijo que en realidad no tienen permisos ni placas porque los camiones son del papá y del secretario de Seguridad Pública, Luis Felipe Saidén Ojeda, por lo que les dieron instrucciones para que no detengan los camiones y les den todas las facilidades para trabajar.

“Con más razón deberían de tener todo en regla, eso es influyentismo”, respondieron los agentes municipales.

El accidente ocurrió a las 7:40 de la mañana. El camión de la ruta Fogón-Kanasín, manejado por González Molina, se impactó con el taxi placas 5900-YSB, manejado por Eduardo Gómez Lira.

Por el impacto, ambos vehículos quedaron atravesados, obstruyendo los dos carriles de la vía; el tránsito se cerró unos 20 minutos. La fila de vehículos se extendió a varias calles, afectando el tránsito en las calles 56 y 69.

Finalmente, los peritos reubicaron los vehículos y la carretera fue liberada.

El ajustador de la línea camionera llegó a un arreglo con la aseguradora del taxi.

A las 7 de la mañana, pero en la calle 59 entre 70 y 72, hubo una carambola de tres vehículos. Los daños fueron mínimos y las aseguradoras llegaron a un arreglo.- David Chan Caamal




Volver arriba