Sin reportes de algo raro

No detectó alguna irregularidad la Policía Municipal

Un agente de la Policía federal y un militar vigilan ayer uno de los accesos del inmueble de la calle 52 entre 43 y 45 del Centro

Mario Arturo Romero Escalante, director de la Policía Municipal de Mérida, declaró que previo a la operación que fuerzas federales realizaron anteayer en un inmueble de la calle 52 entre 43 y 45 no tuvo conocimiento de algún hecho delictivo en ese predio.

El jefe policíaco explicó que los vecinos no reportaron nada fuera de lo normal, ni movimientos extraños en los días o meses anteriores.

También afirmó que no se notó nada extraño durante los rondines de vigilancia que llevan al cabo las patrullas de la corporación por esa zona, bajo la jurisdicción de la Policía Municipal.

El edificio central de la dependencia policíaca está a cuatro esquinas del predio, que al parecer servía de resguardo de una banda dedicada al robo con violencia de vehículos de lujo.

Romero Escalante explicó que agentes de la corporación participaron en la operación sólo para regular la vialidad, debido al cierre de la calle 52 entre 43 y 45 para las labores de aseguramiento que hizo la Policía federal.

Anteayer se cerraron ocho cruceros alrededor del inmueble, y por la noche algunos agentes municipales apoyaron con la vigilancia de los vehículos incautados.

El director de la Policía Municipal exhortó a los ciudadanos a reportar cualquier movimiento extraño en algún sector de la ciudad.

-Con algún aviso verificamos, podría no ser nada, sin embargo, también puede resultar algún ilícito -dijo Romero Escalante.

El entrevistado corroboró que no se dio aviso a la corporación sobre la operación en el predio de la calle 52, y se dieron cuenta cuando se formó un caos vial en las calles aledañas por los cierres que hicieron los agentes de la Policía federal.

-En principio se pensó que se trataba de un hecho de tránsito, pero después vieron que la zona estaba cerrada por elementos del Ejército.

La operación, recordó Romero Escalante, comenzó a las 8:30 de la mañana y concluyó a las 10:30 de la noche, cuando se abrieron las arterias. Las calles estuvieron cerradas 14 horas.

Por esa razón se cambió el derrotero de las unidades del transporte urbano, lo que ocasionó serios problemas viales en la zona.

-Es la primera ocasión que en el Centro una operación policíaca se prolonga tanto -concluyó el director de la Policía Municipal.- David Chan Caamal

De un vistazo

Advertencias

Anteayer, elementos de la Seido, Sedena y Policía Federal, realizaron el aseguramiento de un predio de la calle 52 entre 43 y 45, en el Centro. La propiedad servía como casa de seguridad donde se resguardaban vehículos presuntamente robados en otras partes del país

En contra

Hasta ayer agentes de la Seido continuaban vigilando el céntrico inmueble.




Volver arriba